El argentino Rafael Grossi fue elegido hoy nuevo director general del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), en reemplazo del fallecido Yukiya Amano, tras una votación interna celebrada en Viena.

El representante argentino logró 24 votos de los 35 Estados que forman la Junta de Gobernadores de la agencia nuclear de la ONU, que es su organismo ejecutivo, indicaron fuentes diplomáticas a la agencia de noticias EFE.

Con esos votos Grossi, quien hasta el momento se desempeñaba como embajador argentino en Austria, logró la mayoría de dos tercios que se requiere para ser el nuevo director general y suceder al japonés Yukiya Amano, quien falleció el pasado julio.

El OIEA es un organismo de gran peso internacional, encargado de monitorear el uso pacífico de la energía nuclear en todo el mundo, y que ha jugado un papel fundamental en la implementación del acuerdo nuclear con Irán de 2015.

En un comunicado, la Cancillería argentina expresó que «se congratula por la elección» y «agradece y destaca el apoyo de la comunidad internacional a tan importante candidatura para el país».

«La elección de un argentino al frente del OIEA es un reconocimiento a la región de Latinoamérica y del Caribe y su contribución, como zona libre de armas nucleares, para la paz y seguridad internacionales», destaca el Palacio San Martín en el parte de prensa.