Los cambios que se estarían propiciando en la política energética de México despertaron la preocupación de distintas empresas en el país.

De acuerdo con el Instituto de Recursos Mundiales en México (WRI México) muchas empresas ven vulnerado su derecho y obligación de incorporar más energías renovables; lo que pone en peligro además sus compromisos internacionales adquiridos en iniciativas como las Science Based Target (SBTi) o Renewable Energy 100% (RE100 initiative).

Ante estos cambios, las empresas que ya estaban en negociaciones avanzadas con suministradores de servicios calificados que les ofrecían renovables tuvieron que poner en stand by los contratos, viéndose desfavorecida toda la cadena de valor.

Hoy, un gran número de usuarios calificados que estaban transitando hacia nuevas tecnologías limpias y renovables provendrían del sector de manufactura y retail. 

“Sólo las empresas que firmaron nuestro comunicado de apoyo a las energías renovables representan al rededor del 5% del consumo total de México”, aseguró Inder Rivera, gerente de Energía Limpia de WRI México. Se tratarían de empresas que consumen un volumen de electricidad de 18,117 GWh al año. 

El rol de los Estados

En conversación con Energía Estratégica, Inder Rivera agregó que “15 estados han alzado la mano en pro de las energías renovables”.

“Estos estados han comprendido que esa demanda de energía, ese 5%, son importantes y quieren atraerlos sin complicar la instalación de generadoras que los abastezcan”. 

¿Qué podría hacerse desde un plano local? habrían muy buenos casos de éxito. Durante la “Semana de la Energía”, se mencionaron distintas iniciativas. Según repasó Inder Rivera, algunas fueron muy sofisticadas como la de Tamaulipas que se ha convertido en Suministrador Calificado, incentivando la incorporación de energía limpia y renovable a sus consumos.

La Ciudad de México sería otro ejemplo de aquello en el que se promueven iniciativas tales como su programa de financiamiento Ciudad Solar, donde se incentiva la incorporación de estas fuentes de generación limpia al consumo de las PyMEs.

Dialogo con autoridades 

Mientras sigue bacante la posición de jefe de la Unidad de energías renovables en la Secretaría de Energía de México, distintas asociaciones, ongs y empresas han remitido sus consultas a otras oficinas relacionadas.

Aquel es el caso de WRI México, que ha enviado una carta la semana pasada en la que llama al diálogo con autoridades federales para retomar el impulso a las energías renovables.

“Creemos que puede haber un espacio para sensibilizar a los tomadores de decisión públicos con relación a estos cambios constantes de las políticas”, señaló el gerente de Energía Limpia de WRI México.

En los próximos días esperan que una respuesta provenga del Dr. Alberto Montoya, subsecretario de planeación y transición energética de la Secretaría de Energía. Su intención es que desde Energía acepten conformar un espacio de discusión plural para cumplir las metas en relación a la Ley de Transición Energética que exige alcanzar al menos un 35% de generación de fuentes limpias para el 2024.