El mercado reaccionó muy positivamente a esta oferta, con una demanda que superó los USD 900 millones, lo cual representa un exceso de suscripción que triplica el monto colocado.

La emisión atrajo el interés de administradores de activos de calidad con sede en América del Norte, Europa, Medio Oriente y África.

Con este financiamiento EGE Haina retorna a los mercados internacionales de capital con la emisión más competitiva lograda en el extranjero por una compañía nacional.

Además, es la primera emisión de bonos vinculados a la sostenibilidad de una empresa nacional, tanto en el mercado local como en el mercado internacional.

Los fondos obtenidos se utilizarán para el refinanciamiento de los bonos locales, el pago de dividendos a los accionistas y para fines corporativos generales.

Mediante esta transacción, la empresa extenderá el perfil de vencimiento de su deuda existente, al tiempo que reducirá sus costos por intereses para impulsar el desarrollo de nuevos proyectos renovables.

El compromiso de EGE Haina con la sostenibilidad condujo a la empresa a crear un Marco de Financiamientos Vinculados a la Sostenibilidad, basado en el objetivo de la compañía de lograr una capacidad instalada renovable de 526.5 MW para el 31 de diciembre de 2026.

Esa potencia equivale a un incremento de 200% con relación a la línea base del 31 de diciembre de 2020, un objetivo calificado de ambicioso por Sustainalytics, proveedor de segunda opinión (SPO) del marco.

Luis Mejía Brache, gerente general de EGE Haina, indicó que “esta operación financiera reviste importancia estratégica para la empresa, pues respalda su amplio plan de crecimiento orientado a la sostenibilidad, a través de la instalación en el país a 2030 de 1,400 MW adicionales por medio de centrales de energías renovables y a gas natural”.

De 2011 a 2021, con una inversión superior a USD 825 millones, la empresa duplicó su capacidad efectiva de generación eléctrica, la hizo más eficiente y logró la diversificación de su matriz, que hoy incluye 35% de energía eólica y solar fotovoltaica, el mayor porcentaje de su capacidad instalada, seguida de gas natural (26%). El resto lo componen los combustibles líquidos y el carbón mineral.

Esta diversificación ha permitido a EGE Haina en un período de una década reducir a la mitad la emisión de dióxido de carbono por cada kilovatio hora que genera.

Citi, Scotiabank y JP Morgan fueron los bancos a cargo de esta emisión, que tuvo una calificación crediticia de Ba3 de Moody y BB- de Fitch, en línea con la calificación soberana de la República Dominicana.