América Latina es uno de los principales exponentes del mercado eólico mundial. Incluso en un año difícil como 2020, la región tuvo 4,6 GW de nuevas instalaciones, lo que representa el 5% de la nueva capacidad mundial.

Con 34 GW de capacidad instalada, América Latina se ha consolidado como uno de los líderes en energía eólica y todavía hay mucho potencial por explorar.

En este marco, Vestas anunció a Eduardo Ricotta como nuevo presidente de Vestas Latinoamérica. Tiene 27 años de experiencia al frente de grandes empresas, aportando conocimientos en ventas, marketing, operaciones, planificación y financiación.

Durante los últimos años, trabajó en Ericsson, donde ocupó, entre otros importantes cargos, el de presidente en Brasil y, más recientemente, en Latam Sur.

Como presidente de Vestas Latinoamérica, Eduardo será responsable de la presencia de la compañía en los países en los que Vestas ya opera, como Brasil, Chile, Colombia, Perú, México, Argentina y Uruguay, así como de expandir las operaciones de la compañía en nuevos y prometedores mercados latinoamericanos.

Esta llegada forma parte del plan de Vestas de construir una organización con mayor enfoque de ejecución.

«Eduardo tiene una amplia experiencia en el máximo nivel de liderazgo en América Latina, lo que sin duda contribuirá a alcanzar nuestros objetivos allí. Su llegada representa la mirada de Vestas hacia el futuro del desarrollo sostenible en América Latina y estamos muy contentos de poder contar con él en esta nueva etapa de la compañía», afirma Javier Rodríguez Diez, Presidente de Vestas Sur de Europa, América Latina y MENA.

«Vestas es una fuerza líder en el segmento eólico y tiene una clara visión de un futuro sostenible. Estoy muy orgulloso de haberme unido a la compañía con este propósito. América Latina ya juega un gran papel en el espectro global de la energía eólica y con tantas oportunidades para aprovecharla en la región, espero contribuir para que esto suceda», dice Eduardo Ricotta, Presidente de Vestas América Latina.

Eduardo Ricotta asumió su cargo el 19 de abril y será asignado en Brasil.