En los próximos días empezarán a ingresar los equipos necesarios para que EDPR pueda continuar el montaje de sus parques eólicos Alpha, de 212 MW, y Beta, de 280 MW.

Durante el evento físico «Latam Future Energy Colombia», llevado a cabo el mes pasado en Bogotá, Felipe de Gamboa, Gerente para Colombia de la empresa portuguesa, aseguró que desde principios de octubre las centrales iniciaron construcción.

Pero adelantó que las 90 turbinas Vestas V162, de 5,6 MW cada una, que requerirán los dos proyectos que se están emplazando en La Guajira, empezarán a entrar al país a partir de diciembre de este año, proceso que se extenderá durante todo el primer semestre del 2022.

“Ya tenemos contratada las obras casi en su totalidad: tenemos asignada una compañía que va a hacer el BoP (Balance of Plant), la línea de conexión, las subestaciones, los transformadores”, indicó de Gamboa.

Y adelantó cuándo es que los proyectos ingresarán en operación comercial: “Estamos en ejecución y la meta que tenemos es que las centrales empiecen a funcionar en diciembre del 2022”.

Las máquinas extradimensionadas ingresarán por puerto Brisa, y desde EDPR evalúan que los equipos más pequeños ingresen por otras terminales portuarias.

Nueva subastas

Por otra parte, para el Gerente de EDPR para Colombia el Estado de ese país debería diseñar un calendario de subastas “claramente definido y que trasciendan los cambios de Gobierno”.

De Gamboa indicó que a partir del año que viene habrá un cambio en la Presidencia de ese país y que, por ello, sería oportuno que “quede fijada una política de largo plazo” en subastas de renovables, que otorguen previsibilidad y genere un marco de inversiones más robusto.

Además, el directivo destacó la posibilidad de que los privados también avancen con subastas propias, de manera tal que el sector gane mayor dinamismo y, con ello, mejores precios en la venta de energía.