El presidente Lenin Moreno y miembros de su Gabinete se reunieron con empresarios europeos que expresaron su interés por invertir en Ecuador. El encuentro fue en la Universidad de Edimburgo, una de las casas de estudios más antiguas del Reino Unido, en el marco del Encuentro Empresarial de Inversión e Innovación en Tecnología Energética.

«Tenemos una nueva visión de Gobierno. Además de la riqueza que tiene Ecuador, ustedes encontrarán la seguridad jurídica para que sus inversiones sean bien protegidas», afirmó el presidente de la República.

El ministro de Hidrocarburos de Ecuador, Carlos Pérez, quien asumió temporalmente la dirección del Ministerio de Electricidad y Energía Renovable el pasado abril, clarificó de qué tratará la nueva política que impulsará la nueva gestión.

En cumplimiento de los compromisos de bajar las emisiones de carbono, se retomarían proyectos hidroeléctricos que no fueron concluidos por la gestión anterior y se buscaría diversificar la matriz incorporando más renovables a la red.

“En electricidad, el 85% de la energía en Ecuador es de generación hidráulica. Buscamos complementar esta producción con otras formas de energía limpia, como solar y eólica”, puntualizó el ministro.

En el encuentro empresarial se explicó que el apoyo a las renovables además persigue otro objetivo de Gobierno por lograr mayores excedentes en la energía producida y venderla en la región.

«Estamos evaluando la posibilidad de volvernos un proveedor de energía para los países en Sudamérica, inclusive Chile y Brasil», dijo Carlos Pérez.

Para ello, se expresó que Ecuador requiere inversiones importantes no sólo para generadoras renovables como hidro, eólica o solar, sino también para líneas de transmisión que interconecten nodos del país y los comuniquen con países vecinos.

Luego de las palabras de los funcionarios, los empresarios presentes rectificaron el atractivo del mercado ecuatoriano de energía. Fue el caso de Simon Heyes, Director Ejecutivo de Kite Power Systems (KPS), quien habría indicado el potencial de generación renovable en Ecuador, según información oficial, puntualizando las oportunidades de desarrollo de energía en aguas profundas cerca del sector costero.

Así mismo, según comunicó la delegación ecuatoriana, se buscó afianzar los lazos con Escocia para aprovechar su amplia experiencia en investigación e innovación, sobre todo en el ámbito de las energías renovables no convencionales y la eficiencia energética, y alcanzar acuerdos de mutuo beneficio.

La respuesta de los empresarios y de autoridades de la Universidad de Edimburgo habría sido favorable. Avanzarían con investigaciones en el control de riesgos naturales y estudios de potencial energético renovable, en especial en las Islas Galápagos.

Ecuador y la Universidad ya firmaron un convenio macro para estos estudios técnicos en el archipiélago por lo que se avanzará en el cronograma de cooperación internacional en los próximos meses. Según informó El Comercio, para este proyecto esperan concretar un financiamiento del fondo público del Reino Unido por USD 1,5 millones.