Eastern Caribbean Central Bank baja su huella de carbono con proyectos solares en el Caribe

Su estrategia al 2025 incluye reducir parte de su consumo con eficiencia energética e instalaciones fotovoltaicas para autogeneración.

El Eastern Caribbean Central Bank (ECCB) se comprometió frente a las Naciones Unidas a duplicar su cobertura eléctrica con energías renovables y acelerar su transición hasta lograr cero emisiones netas. Fue durante la Semana del Clima de América Latina y el Caribe 2021.

Allí, su gobernador, Timothy Antoine, indicó que la estrategia del banco es congruente con el deseo de un futuro sostenible “resiliente y verde” que desean fomentar.

«No podemos estar moralizando, hay que predicar con el ejemplo», proclamó el banquero.

Y detalló: «El 60% de nuestros consumos en el campus están cubiertos por energía solar”.

Según reveló Antoine, el ECCB invirtió 1,2 millones de dólares el año pasado y pronto avanzarían con un nuevo proyecto solar.

«Al final de este año concluiremos un proyecto que nos llevará a cumplir un 80% junto con almacenamiento. Vamos por buen camino a las emisiones cero», consideró.

No obstante, en cobertura total de sus consumos el banco promedia un 10% de energía proveniente de energías renovables. Esta cifra es la que buscarán duplicar.

Este tipo de iniciativas resultarían cruciales para el titular de este banco del Caribe:

«Al participar del diálogo internacional nos sentimos con la autoridad para decirles a los emisores que a pesar de que somos un banco pequeño hemos hecho todo esto y que ellos podrían hacer más y mejor».

Identificando las barreras para impulsar nuevos proyectos renovables, el banquero reconoció que el financiamiento es la restricción principal.

“El 90% de la energía en la región este del Caribe aún proviene de combustibles fósiles (…) Teniendo en cuenta este escenario, en la Banca Central estamos empezando a invertir en proyectos para un futuro resiliente y verde para el Caribe, porque reconocemos el impacto en las reservas y en los negocios, las tarifas y la creación de empleo”.

No obstante, la región tendría otros retos por enfrentar. Según repasó Antoine:

“Los monopolios sin incentivos para enfocarse a energías limpias, combinados con un marco regulatorio y jurídico muy poco adecuado, han dificultado la transición hacia energías más limpias”.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *