Su director, Gabriel Neumeyer, reclamó que la ley que regula el pago de las tarifas eléctricas «ha empezado con un funcionamiento excesivamente lento. Hasta la fecha sólo se han conectado al sistema eléctrico unos ocho sistemas Fotovoltaicos y la industria solar calcula que no llegaremos a cifras significativas este año, por lo que la ley será un fracaso«.

Ante el argumento de que estos sistemas son demasiado caros para la mayoría de los chilenos, Neumeyer respondió que la instalación y no el producto es la que tiene un valor elevado, por lo que pidió un «empujón» al respecto.

«Por otra parte, las supuestas pérdidas a las que aluden las autoridades no existen, sólo se trata de una adecuación entre potencia conectada y energía consumida, bajo una medida de eficiencia energética como es el uso de sistemas fotovoltaicos para ahorro de electricidad», añadió el especialista.

El director de Acesol explicó que «los excedentes que genera una vivienda, en la práctica se mantienen bajo el transformador de la cuadra y se consumen allí mismo, por ejemplo en la casa del vecino, que así también contará con energía solar. Por tanto se utilizan sólo pocos metros de cable de la red de distribución«.

«Hay que saber que los cambios que generan nuevas tecnologías en el comportamiento de la gente en relación a su consumo eléctrico, se consideran cada cuatro años en la actualización de la determinación de la empresa modelo de distribución, por tanto no hay pérdidas, se sigue garantizando la ganancia de las empresas distribuidoras», aseguró.

Neumeyer enfatizó que este sistema «aporta independencia energética al país, ayuda a modernizar el sector y diversificar las fuentes energéticas. La ley actual no está tomando en cuenta este aporte«.

FUENTE: http://www.adnradio.cl/