Doris Capurro expresó que “somos un país bendecido por sus recursos eólicos y solares, y sin embargo solo el 1 por ciento de nuestra matriz energética proviene de esas fuentes”.

La representante de Luft, que fue una de las pocas voces argentinas en el importante evento, continuó diciendo que en Argentina, siendo un país que hoy depende en más de un 86 por ciento de petróleo y gas, “se abre una enorme oportunidad para inversiones internacionales y jugadores estratégicos mundiales”.

La argentina relató todo el proceso que se dio en el país sobre la ley de energías renovables. Dijo que fue “votada al final del 2015 por unanimidad, algo que augura ante los escépticos sobre la inseguridad argentina, una estabilidad política en cuanto a esta industria”.

Lea también: «El día que Doris Capurro propuso en YPF destinar el uno por ciento de las inversiones a energías renovables»

“La ley es muy ambiciosa en sus objetivos y este gobierno inmediatamente convocó a una licitación impresionantemente exitosa que suscribió seis veces por arriba la cantidad de megas licitados. Hay euforia por desarrollar los proyectos y para el nuevo gobierno el éxito de las renovables puede ser su success case”, dijo.

Capurro también dijo que “las empresas tienen que cumplir  las promesas, lograr el financiamiento y la construcción de los parques con las dificultades logísticas y la inexperiencia en el país”. Y agregó que “el gobierno tiene desafíos por delante, como la capacidad de las redes para que no se generen cuellos de botellas y este envión pueda seguir creando oportunidades”.

“La Argentina ha perdido ejercicio en hacer project finance, o sea proyectos sin garantías corporativas, sino con la de los mismos proyectos”, expresó.

Lea también: «Doris Capurro y una propuesta de análisis sobre financiamiento de proyectos de energía renovable»

Para lograr los objetivos y las inversiones de arriba de 15 mil millones de dólares en los próximos años, el país y las empresas necesitan contar con financiamiento de largo plazo y con garantía de proyecto”, afirmó.

Por último, “el gran desafío hoy de la Argentina es lograr la diversificación de la matriz energética, ser eficientes, innovadores, creativos para lograr la confianza de los inversores internacionales. Para ellos, se necesitan nuevos actores, nuevos inversores y nueva tecnología”.