El pasado jueves finalizó la tercera edición de las Jornadas de Trabajo de las Distribuidoras Estatales de Energía Eléctrica de la Región Centro (DEEERC), en la ciudad de Santa Fe.

De la actividad, participaron el ministro de Aguas, Servicios Públicos y Medio Ambiente de Santa Fe, Antonio Ciancio; el secretario de Estado de Energía de Santa Fe, Jorge Alvarez; los presidentes de las empresas provinciales de Energía de Santa Fe (EPE), Córdoba (EPEC) y Entre Ríos (ENERSA), Daniel Catalejo, Jorge González y Alfredo Muzachiodi, respectivamente; las distribuidoras de la provincia de Buenos Aires EDEN y EDES y Guillermo Moser, secretario general de la Federación Argentina de Trabajadores de Luz y Fuerza junto a los titulares de los gremios eléctricos de la región.

González, en diálogo con energiaestrategica.com, contó que se trabajó esencialmente sobre tres tópicos: “Energía Social”, donde se apuntó al trabajo sobre los sectores más vulnerable y la tarifa social; el “Uso Eficiente de la Energía”, donde se planteó armar grupos de trabajo de coordinación Operativa del Plan de Contingencia Regional, para definir las organizaciones y logística frente al próximo verano 2015/2016 y enfrentar posibles cortes de luz; y la presentación de un documento denominado “Pautas para la Sustentabilidad del Sector Eléctrico”, orientado a escala nacional.

Este documento consta de 10 puntos, debatidos en una mesa con todos los directivos y directorios. Planteamos todos los aspectos: transporte, generación distribución; como a un segmento integrado”, precisó el titular de la EPEC, quien resumió: “Lo que prevemos es mejoras en las inversiones para mejorar la calidad del servicio”.

Para ello, subraya González, es oportuno que el dinero que envía Nación a CAMMESA deje de utilizarse en subsidios a la tarifa eléctrica y se dirijan al soporte del servicio.

En mi alocución final, planteaba que estamos prácticamente finalizando la etapa de las tres D en la situación eléctrica nacional: discriminación, discrecionalidad y la desinversión. Para ello necesitamos llegar a tener las tarifas a precios razonables: que no se siga subsidiando indiscriminadamente”, señaló.

Según el titular de la EPE, Daniel Catalejo, se están destinando 100.000 millones de pesos por año en subsidios. “Es dinero que se podría dedicar a otro tipo de necesidades”, disparó en el mismo sentido que Gonzáles.