La empresa cordobesa IF Bio está trabajando en la elevación del porcentaje del metano del biogás para transformarlo en biometano; es decir, para que pase a contener de un 60 por ciento de pureza a un 95 por ciento y así pueda ser utilizado en artefactos convencionales. De lo contrario, el bajo porcentaje de metano no permite su combustión en cocinas o garrafas diseñadas para quemar Gas Natural.

Mauro Barberis, co-fundador de la compañía, en diálogo con Energía Estratégica cuenta que la purificación “reside principalmente en sacar el dióxido de carbono presente en su composición –entre un 20 y 40 por ciento-, logrando así elevar su poder calorífico de 5500 Kcal a 9100 Kcal”, valores similares a los del Gas Natural.

La importancia de esto, a escala industrial, se fundamenta principalmente en la rentabilidad técnica económica para su compresión y/o transporte, permitiendo, por ejemplo, su inyección directa a la Red de Gas Natural, o utilizarlo como GNC para vehículos, como se realiza en varios países de Europa”, subraya el especialista.

Explica que el proyecto piloto cuenta con un año de desarrollo. El examen se está llevando a cabo en uno de los equipos biodigestores de uso particular que ofrece la empresa IF Bio, “el cual le permite al usuario disponer de Gas natural envasado en su hogar a partir del residuo orgánico que genere, permitiendo utilizar de manera directa este biometano en cualquier artefacto a gas natural o envasado del hogar”, resalta Barberis.

Recuerda que este tipo de aprovechamientos energéticos de los desechos orgánicos domésticos son de uno corriente en países como Alemania y Suecia.