Los pellets se fabrican mediante la compactación del aserrín donde la propia lignina hace de aglomerante, sin necesitar de pegamento ni alguna otra sustancia. Si bien Argentina tiene un gran potencial de producción de este combustible, usado para la producción de energía térmica y eléctrica, no es un gran consumidor a diferencia de otros países del mundo.

Con la motivación de potenciar su uso, pero principalmente satisfacer una necesidad social en comunidades rurales, recintos educativos y centros comunitarios, la empresa Zuamar diseñó e implementó el uso de cocinas industriales de pellets.

De acuerdo a los desarrolladores, este tipo de artefactos cuenta con múltiples ventajas:

 Mejora de la calidad de vida del usuario, ya que la operación de estos equipos es automático, auto abastecido y limpio.

 Optimizar el consumo de combustible, ya que se puede regular en intensidad. Se quema solo lo que se desea, reduciendo las emisiones de CO2.

 Contar con una alternativa 70% más económica en combustible frente a los fósiles, con igual nivel de confort.

 Comodidad en el uso en interiores, eliminando riesgos de contaminación y la limpieza frente a las cocinas tradicionales a madera.

 Confiabilidad. El pellet al ser un combustible estable y gestionable en sus características a lo largo del año, brinda la confianza y solides para la operación de los equipos que lo utilizan como combustible.

 Seguridad en su uso. Ya que no utiliza combustibles sujetos a riesgo de explosión.

 Mejora de la calidad de vida. Ya que si lo comparamos con la leña, se necesita menos cantidad de combustible y ocupa menos mano de obra para la operación.

Proveer de una alternativa al uso de combustibles fósiles disminuyendo el consumo de madera nativa como leña y fomentar una actividad complementaria de la foresto industria que aún está en desarrollo como es la fabricación de pellets de madera a partir de residuos foresto industriales”, manifiestan desde Zuamar.

Según la empresa, para impulsar y dar una solvencia técnica al proyecto, trabajaron conjuntamente con el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) que cuenta con un área específica dedicada a la Valorización de Recursos Biomásicos. Del mismo modo, recibieron apoyo del gobierno de Corrientes, provincia donde su ubica la planta de producción de Zuamar.

El proyecto es muy auspicioso ya que hay zonas, en especial aquellas rurales, donde el gas y la energía eléctrica son escasas y en ocasiones inexistente. Por esta razón la leña aún hoy es el biocombustible más utilizado donde los derivados de los combustibles fósiles son escasos.

La  cocina industrial a pellets busca proporcionar una alternativa limpia y confiable de generar calor para la cocción de alimentos con un sistema equivalente a cualquier cocina doméstica sin generar malestares al usuario librándolo de las tareas de preparación de la leña mediante el uso del pellet de madera, un biocombustible sólido ya mundialmente difundido y ampliamente certificado por su fácil utilización tanto en el ámbito doméstico como en el industrial”, caracterizan los miembros de Zuamar.

La empresa

Zuamar S.A. fue concebida con la idea de ser una empresa sustentable desde lo económico, social y ambiental, buscamos generar energía a partir de residuos forestales.

Trabaja con el fin de sustituir el consumo de leña en las industrias, por energía limpia y renovable, como es el caso de los pellets. A partir de allí empezamos a trabajar en un proyecto Social para llegar a sectores más vulnerables, que por necesidad económica obligadamente utilizan leña para cocinar o generar agua caliente”, sostienen.