A última hora de la tarde del jueves pasado, el Ministerio de Energía y Minería definió prorrogar una vez más el plazo límite para la firma de nuevos contratos de compra de energía (PPA) de los proyectos con principio de ejecución que avanzaron a través de las resoluciones 712 y 108 de la ex Secretaría de Energía pero, por razones financieras, quedaron suspendidos.

En efecto, el viernes se publicó en Boletín Oficial la Resolución 75 que posterga la fecha límite para rubricar tales contratos al próximo 15 de mayo.

En suma, durante estos 45 días de prórroga, y tal como habilita la Resolución 202 del Ministerio de Energía, contratos por 540 MW pertenecientes a proyectos eólicos adjudicatarios del programa licitatorio kirchnerista GENREN podrán estar revalidándose.

Ahora bien, como se mencionó, dicha disposición también habilita a que titulares de proyectos, que hubieren celebrado contratos PPA vía Resolución 108 de la ex Secretaría de Energía puedan, avanzar en nuevos contratos. Más de 80 MW distribuidos en proyectos solares tienen la posibilidad de aprovechar esta situación pero la gran mayoría de los proyectistas elige no hacerlo.

Lea también: «El Gobierno extiende plazos para la firma de contratos de energías renovables»

A pregunta es: ¿por qué los ex GENREN decidieron avanzar y los solares de la 108 no? “A ninguno nos cierran los números”, responde, categórico, Martín Sánchez, especialista en energía solar quien se encuentra detrás de un proyecto catamarqueño por 25 MW que supo conseguir su PPA bajo la 108 y ahora está suspendido.

“A nosotros, solares de la 108, nos dan una tarifa de sólo 59 dólares y nada más”, critica Sánchez.

Es que de acuerdo al Artículo 7 de la Resolución 202, únicamente los proyectos eólicos que hayan celebrado contratos en el marco del GENREN podrán firmar contratos PPA respetando una fórmula polinómica que da como resultado un precio de 70,3 dólares por MWh.

Se trata de un buen número para los proyectistas considerando los valores de referencia del Programa RenovAr: el precio eólico máximo adjudicado en la Ronda 1 fue de 67,2 dólares por MWh.

A esto se le agregan beneficios sobre el precio del acuerdo, que también fueron contemplados en los proyectos ganadores del RenovAr. Estos son: el Factor de Ajuste Anual (1,71% anual acumulativo) y el Factor de Incentivo por los 20 años de contrato, apuntado a estimular la temprana entrada en generación de las obras. En suma, estos pluses permitirán que los controladores de los proyectos perciban alrededor de un 20% más que el precio por MWh firmado.

Asimismo, los GENREN, según el Artículo 8 de la 202, tendrán un beneficio más: un adicional al contrato por MWh en concepto “la interconexión incluida la nueva estación transformadora en QUINIENTOS kilovoltios (500 kV)”.

Sin lugar a dudas, todas estas medidas contribuyen a que el precio sea atractivo para proyectos que tuvieron serias dificultades económicas cuando fueron adjudicados, por los años 2009 y 2010, lo que motivó su parálisis. Otro propósito del Gobierno es cumplir el objetivo de la Ley 27.191, apuntado a diversificar la matriz energética con renovables en un 20 por ciento  al 2025.

No obstante, acá la queja de los proyectistas que avanzaron por la Resolución 108: no perciben tales beneficios. “No entendemos los criterios de esta discriminación”, se queja Sánchez.

Lea también: «Desarrolladores de proyectos solares pretenden renegociar sus contratos con Nación»

De acuerdo a la Resolución 202, los proyectos solares recibirán 59 dólares por MWh: el precio más bajo de las ofertas adjudicadas en la Ronda 1 del RenovAr, a diferencia de los GENREN que recibieron un proporcional sobre el valor más alto.

Además, no se les computa sobre sus contratos el Factor de Incentivo, sino sólo el de ajuste, y no hay ningún tipo de contemplación sobre inversiones en subestaciones eléctricas como adicional al pago por MWh sobre el contrato.

Consultado sobre un pedido de explicación a las autoridades sobre tal diferenciación en los acuerdos, Sánchez recuerda: “tuvimos una reunión con un funcionario (del Ministerio de Energía) del área de legales y nos dijo que estas eran las condiciones y no se pensaban rever”.

Según pudo saber este portal, sólo 2 proyectos solares de 5 MW cada uno podrían llegar a avanzar por la Resolución 202. Se trata de los parques Cerros del Sol y Solares de la Punta, ambos ubicados en San Luís, en la zona de la Punta.