Luis María Bardeggia, Diputado por el Frente para la Victoria (FPV) por Río Negro, considera oportuno y necesario aplicar políticas para fortalecer la cadena de valor local. Con este objetivo, a principios de año presentó un proyecto de ley denominado “Promoción para las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas fabricantes de equipos e insumos destinados a la generación de energías renovables”.

El legislador considera fundamental aprovechar los recursos humanos y materiales que fue gestando el país en los últimos años. “Tenemos una enorme capacidad industrial y hay 18 universidades que capacitan personal en energía renovable, que han hecho ensayos y están desarrollando equipos”, sostuvo ante la consulta de energiaestratégica.com.

Sin embargo, cuando consultó con el oficialismo sobre la viabilidad de la propuesta, se encontró con una respuesta adversa. “Tuvimos una mala señal del poder ejecutivo. Nos manifestaron que como había un programa o iba a haber un programa, no veían conducente el proyecto de ley”, explicó.A pesar de esta negativa, se compromete a “seguir insistiendo”.

En su opinión, con un plan enfocado en el desarrollo de infraestructura y de mercado con actores nacionales “se podría lograr un crecimiento virtuoso”, dado que “hay mucha capacidad; es necesario el desarrollo nacional para complementarse con lo que haya que comprar afuera”.

Sobre el proyecto

Los beneficios promocionales se detallan en artículo 11; y estos son:

  1. Amortización acelerada en el Impuesto a las Ganancias por los bienes de capital, equipos, partes o elementos componentes de dichos bienes, adquiridos con destino al proyecto aprobado, con excepción de automóviles.
  2. Devolución anticipada del Impuesto al Valor Agregado correspondiente a la adquisición de los bienes a los que alude el inciso a), que hubieran sido facturados a los titulares del proyecto. Será acreditado contra otros impuestos a cargo de la Administración Federal de Ingresos Públicos o en su defecto será devuelto, en ambos casos, en el plazo estipulado en el acto de aprobación del proyecto y en las condiciones y con las garantías que al respecto establezca la reglamentación.
  3. Los bienes señalados en el inciso a), no integrarán la base de imposición del Impuesto a la Ganancia Mínima Presunta, establecido por la Ley 25.063, o la que en el futuro lo complemente, modifique o sustituya, a partir de la aprobación del proyecto por parte de la Autoridad de Aplicación y durante el período que ésta establezca;
  4. Conversión en Bono de Crédito Fiscal del CINCUENTA POR CIENTO (50%) de los gastos destinados a las contrataciones de servicios de investigación y desarrollo con instituciones pertinentes del sistema público nacional de ciencia, tecnología e innovación.

Los Bonos de Crédito Fiscal a los que se refiere este artículo son de carácter nominativo e intransferible y durarán cinco (5) años contados a partir de la aprobación del proyecto por parte de la Autoridad de Aplicación. Los mismos se podrán aplicar al pago de impuestos nacionales, con excepción de aquellos gravámenes con destino a la seguridad social.

En ningún caso, los Bonos de Crédito Fiscal podrán aplicarse al pago de deudas anteriores a la efectiva aprobación del proyecto de inversión. Tampoco eventuales saldos a favor darán lugar a reintegros y/o devoluciones por parte del Estado Nacional. El importe de los Bonos recibidos no se computarán para la determinación del impuesto a las ganancias.

En cuanto a mecanismos de financiamiento para promover la actividad, el artículo 15 indica que “el Banco de la Nación Argentina dispondrá del otorgamiento de créditos a tasa subsidiada para los inscriptos en el presente Régimen”.

Por otra parte, el artículo 16 impulsa la conformación de un fondo sectorial para financiar investigación y desarrollo en la fabricación de insumos y equipos destinados a la generación de energías renovables que dependa del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva (MINCYT), a través de la Agencia Nacional de Promoción a la Ciencia y la Tecnología (ANPCYT). “Ese fondo sectorial formará parte de los Fondos Nacionales Sectoriales (FONARSEC)”, detallan.

Quienes tendrán preferencia para la asignación del FONARSEC serán quienes:

  1. a) Se encuentren radicados en regiones del país con menor desarrollo relativo, y en especial en la región Patagónica;
  2. b) Generen mediante los programas promocionados un aumento cierto y fehaciente en la utilización de recursos humanos;
  3. c) Generen mediante los programas promocionados incrementales de exportación;
  4. d) Adhieran al presente régimen de promoción.

No estarán alcanzados por el presente Régimen los productos resultantes de operaciones o procesos efectuados en el Territorio Nacional, por los cuales adquieran la forma final en que serán comercializados, cuando esas operaciones o procesos consistan en meros montajes o ensamblajes, embalajes de bienes importados, fraccionamiento en lotes o volúmenes, selección u otras operaciones o procesos equivalentes”, advierten en el escrito.

Asimismo precisan que “Podrán adherir al presente Régimen las personas físicas domiciliadas en la República Argentina y las personas jurídicas constituidas en ella o habilitadas para actuar dentro de su territorio, que desarrollen en el país y por cuenta propia, como actividad principal alguna de las actividades incluidas en el artículo 3° de la presente ley”.

De acuerdo al artículo 20, “la autoridad de aplicación de la presente ley será el Ministerio de Producción de la Nación”.