Los autores de la propuesta son Silvia Martínez, Martín Hernández, Juan Carlos Villalonga, Francisco Torroba y Graciela Albornoz, salvo Villalonga, que es de Unión-Pro, todos pertenecen al bloque de la UCR y en las sesiones votan junto al Frente Cambiemos.

Los legisladores presentaron sus argumentos en los fundamentos del texto, que figura a continuación:

“En el año 2016, la Provincia de Jujuy emprendió una transformación histórica e inédita desde el punto de vista del desarrollo y las energías sustentables. Esta transformación se inserta en un paradigma mayor que plantea a Jujuy como una provincia verde. Entendemos por energía solar fotovoltaica el aprovechamiento de la radiación solar para la obtención de energía eléctrica por medio de células fotovoltaicas integradas en módulos solares.

La Ley Provincial N°5904, sancionada el 22 de enero de 2016, tuvo por objeto “establecer una política energética sostenible en todo el territorio de la provincia de Jujuy en base a la promoción del aprovechamiento de la energía solar en sus diversas formas, ya sea como fuente de generación de electricidad como de calor, teniendo como meta permanente la eficiencia y la sostenibilidad energética”.

Esta norma declara de interés estratégico la generación de energía eléctrica y térmica a partir del aprovechamiento de la energía solar. Tiende al mejoramiento y la diversificación de la matriz energética de la provincia; a la reducción de la dependencia externa de energía en el horizonte de la sostenibilidad; y al fomento del desarrollo tecnológico en materia energética en todas sus etapas, desde la generación hasta el consumo.

Pero es especialmente importante destacar el espíritu de protección del medio ambiente de la ley, que busca reducir la huella de carbono de la provincia para poder gozar de un ambiente más sano, contribuyendo a la reducción de gases de efecto invernadero, propiciando la difusión del concepto “Pueblo Solar” y “Ciudad Solar” y colaborando con la consecución de los Objetivos de Desarrollo del Milenio de Naciones Unidas.

Lea también: «El video que muestra las obras del parque solar de Jujuy: se esperan 40 camiones por día»

Todo ello se dirige al objetivo general en materia energética de la Provincia de Jujuy: que la energía solar alcance por lo menos el 50% del consumo total de energía eléctrica en la provincia al año 2030, con la consiguiente reducción de su huella de carbono.

En este mismo sentido se creó el programa “Jujuy Provincia Solar”, cuyo fin es posicionar a Jujuy como protagonista de la lucha contra el cambio climático en nuestro país incluyendo criterios bioclimáticos y de eficiencia energética en los hogares, lo que también ayudará a combatir la pobreza entre la población más vulnerable. En ese marco se está implementando tecnología solar en edificios y espacios públicos, como así también en centros de salud rurales y urbanos, todo ello acompañado de una campaña educativa de concientización sobre la potencialidad, eficiencia y responsabilidad ambiental de la energía solar.

El empleo de este tipo de energía tiene una gran importancia en nuestra Provincia desde el punto de vista productivo-energético, pero también desde la dimensión sociocultural, ya que Jujuy es capital de la Pachamama, y el respeto por la madre tierra constituye un rasgo decisivo de nuestra identidad colectiva. La preservación del medio ambiente se encuentra en el centro de esa mirada, que nos define a nivel cultural.

En ese horizonte se plantea el reemplazo de energías no sustentables y la facilitación del acceso al equipamiento solar para la población a través de financiación blanda y subvenciones. La finalidad, en este punto, se vincula especialmente con la reducción de la dependencia de la garrafa de gas a través del uso de termotanques solares domiciliarios y cocinas solares familiares, en el marco de un proyecto de viviendas sociales energéticamente eficientes.

A partir de la sanción de esta ley se instituyó un régimen de inversiones para la construcción de obras destinadas a la generación de energía solar que se encuentra en marcha. En ese marco, Jujuy ganó en el año 2016 la licitación nacional e internacional convocada por el Gobierno nacional como inicio del Plan RenovAr para generar 300 megawatts (Mw) de potencia. Este proyecto constituye el mayor parque de energía solar fotovoltaica de América Latina, y estará en pleno funcionamiento en el mes de mayo del año próximo.

La empresa estatal JEMSE (Jujuy Energía y Minería Sociedad del Estado) es la titular del 100% del capital accionario de este proyecto, habiendo constituido tres empresas (Cauchari solar I, II y III) a través de las cuales se está implementando la construcción, y habiéndose seleccionado como contrastistas a empresas de primer nivel de la República Popular China como Power China y Shangai Electric. Se ha logrado el financiamiento por parte del Estado chino del 85% de la inversión total de la planta, lo que constituye una contribución histórica al mejoramiento de las relaciones chino-argentinas en materia de cooperación e intercambio económico.

Cabe destacar que este es el primer proyecto financiado en el marco del Convenio de Cooperación Económico-Estratégica entre la República Argentina y la República Popular China, que esta H. Cámara aprobó en su oportunidad.

Esta adjudicación se realizó con un precio de 60 dólares por megawatt por hora (Mw/h), y el pico de la construcción de la obra generó 800 puestos de trabajo. Las Comunidades Originarias de la Provincia participarán de los beneficios del proyecto por decisión del Gobernador Morales, algo que representa un hito histórico.

Lea también: «Jujuy colocó el mayor “bono verde” del país: US$ 210 millones para su parque solar»

El parque solar de JEMSE está ubicado a más de 4.000 metros de altura en Cauchari, departamento de Susque, Jujuy, y cuenta con tres plantas: Cauchari I, II y III, con una vida útil de más de 25 años. Ocupa 800 hectáreas de paneles solares, en las que se dispondrán un millón ciento noventa mil paneles solares. Los 300 Mw producidos por las plantas de Cauchari se insertarán al Sistema Argentino de Interconexión (SADI).

Este parque representa sólo el principio de la decisión por hacer de Jujuy una provincia verde. Como se señaló en el Convenio de Purmamarca, celebrado entre la Provincia y el Gobierno de la Nación, la potencialidad de la Puna jujeña representa más de 2500 Mw de potencia instalada a ser explotada en el mediano y largo plazo. Es por ello que el Gobernador Gerardo Morales expresó que “no nos detendremos con el complejo de 300 Mw” y agregó que “iremos por los 1000 Mw”, persiguiendo el objetivo de todos los jujeños: que el 10 por ciento de la demanda energética nacional sea cubierta desde la Provincia a través de una matriz renovable.

Jujuy es la provincia de mayor radiación solar en América Latina y la segunda zona de mayor radiación del mundo. La potencialidad de nuestra provincia en materia de energía sustentable no tiene límites. Con este proyecto se evitará la emisión de 325.000 tn/year/100MW toneladas de CO2, lo que demuestra la apuesta de los jujeños por la energía verde y la firme decisión del Gobierno de Jujuy de conducir a la provincia hacia el exigente mercado de generación de energía renovable, en el marco de un sólido proceso institucional, político, económico y social de reposicionamiento estratégico en el concierto nacional y regional, con clara proyección internacional.

Por todo lo expuesto solicito a mis pares que acompañen, con su voto afirmativo, el presente proyecto de ley”.