Fue elaborado por siete legisladores de distintas fuerzas políticas – Alicia Ciciliani y Elida Rasino (Socialismo); Graciela Villata (Frente Cívico – Córdoba), Soledad Carrizo (UCR), Victoria Donda (UNEN); Mario Barletta (UCR) – presentaron un proyecto de resolución. El  número de expedientes es 2072-D-2015. Entre los puntos que reclaman información los diputados sobre la Resolución 108/2011, se destacan:

  1. Ofertas de disponibilidad de generación presentadas en los términos del artículo 5 de dicha Resolución, detallando en cada una de ellas:
  • Datos identificatorios del agente generador que presenta la oferta.
  • Recurso energético a explotar y cálculo de su producción durante la vigencia del contrato.
  • Emplazamiento de las unidades comprendidas.
  • Duración propuesta para el contrato de abastecimiento MEM.
  • Precio y condiciones comerciales.
  • Demás datos que hagan a la esencia de la propuesta.
  • Si ya se encuentra aceptada para su contratación por la Secretaria de Energía.
  1. Contratos de abastecimiento MEM a partir de fuentes renovables celebrados, detallando en cada uno de ellos:
  • Datos identificatorios del agente generador.
  • Recurso energético a explotar, cantidad de energía y potencia contratada.
  • Emplazamiento de las unidades comprendidas.
  • Plazo de vigencia del contrato.
  • Plazo de ejecución de las obras necesarias.
  • Precio y condiciones comerciales.
  • Demás datos que hagan a la esencia del contrato.
  1. Cantidad de energía contratada y energía suministrada en virtud de dichos contratos.

FUNDAMENTOS

Señor presidente:

En 2006, se sancionó en nuestro país la Ley 26.190 sobre fuentes de energías renovables. En su articulado se declara de interés nacional la generación de energía eléctrica a partir del uso de fuentes renovables, estableciendo como objetivo una contribución del 8 % a la matriz energética nacional en un plazo máximo de 10 años. Es decir, que dicho objetivo debería estar cumplimentado para diciembre 2016.

Las energías renovables se producen naturalmente, en forma inagotable y sin ocasionar perjuicio al equilibrio ambiental. Se obtienen de fuentes que se regeneran a una tasa mayor a la de su consumo, como por ejemplo: solar térmica, solar fotovoltaica, eólica, o indirecta, energía de la biomasa (puede no ser renovable), hidráulica, geotérmica, mareomotriz, biogás y biocombustible.

Dado que la producción mundial de petróleo presenta una tendencia decreciente y las importaciones de gasoil en nuestro país para abastecer la demanda energética son crecientes, la incorporación de fuentes de energía limpias es estratégica para iniciar un proceso tendiente a la diversificación de la matriz energética nacional. De esta manera, se evita el déficit energético de nuestra balanza externa y se genera una producción energética sustentable.

En el año 2011 la Secretaria de Energía emitió la resolución 108/2011, que habilita la realización de Contratos de Abastecimiento entre el Mercado Eléctrico Mayorista y las ofertas de disponibilidad de generación y energía asociada a partir de fuentes renovables. Entre sus fundamentos se menciona que «de acuerdo a la naturaleza de los recursos explotados, la generación de energía eléctrica con fuentes energéticas renovables requiere la adopción de medidas particulares para favorecer su desarrollo y sustentabilidad en el tiempo», y seguidamente establece que » la viabilidad de estos proyectos está claramente signada por la posibilidad de establecer un régimen normativo que permita el repago en el largo plazo de inversiones que se destacan por sus altos costos de instalación».

Sin embargo, pasados 8 años de la sanción de la ley 26.190, el porcentaje de generación de energía eléctrica a base de renovables es del 0.5 %, en vez del 8 % que establece como objetivo para el 2016.

A pesar de la grave crisis energética que atraviesa el país, es escaso el aprovechamiento de las fuentes de energía renovables. En cambio, los países vecinos con menores recursos naturales que la República Argentina, han podido desarrollar una política firme en su utilización.

Consideramos fundamental fomentar las energías renovables, por esta razón, es de nuestro interés informarnos sobre cómo la Secretaría de Energía lo ha realizado y con qué parámetros.