La reforma constitucional energética propuesta por López Obrador – envió el proyecto el pasado 1ro de octubre – verá su definición en el Poder Legislativo «a más tardar» el 15 de abril del próximo año.

Según señaló Ignacio Mier Velazco, diputado federal y coordinador de la bancada de MORENA, se planteó «concluir el proceso de Reforma Eléctrica» en el plazo máximo ya mencionado. Dicho procedimiento incluye la aprobación en ambas Cámaras del Congreso de la Unión, así como en los parlamentos locales. 

¿Por qué se atrasa? Tras más de cuatro horas de discusión en el auditorio Aurora Jiménez, los legisladores ratificaron la propuesta de los coordinadores parlamentarios ya que acordaron que la prioridad será aprobar el Presupuesto de Egresos de la Federación el 12 de noviembre.

Y de acuerdo con los diputados, la postergación de la discusión de esta reforma enviada por AMLO se debe a que se busca realizar un Parlamento Abierto en todo México, hecho que no sería posible desarrollar antes del 15 de diciembre, cuando termina el actual periodo de sesiones ordinarias.

El propio Mier Velazco remarcó que se le insistió a propietarios y ejecutivos de las empresas generadoras de energía para que participen en el debate y, de ese modo, podrán presentar sus argumentos a favor o en contra de la iniciativa presidencial.

Se debe aclarar que el proyecto de reforma de la Constitución prevé que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) sea la encargada de producir y despachar, al menos, el 54% de la energía que se genere en el país, en tanto que el 46% restante quede en manos de privados.

Aunque, en ese sentido, también se señala que se cancelarán todos los permisos de generación eléctrica otorgados y los contratos de compraventa de electricidad, así como las diversas figuras de generación privada y las solicitudes pendientes de resolución

A ello se le debe agregar que aún quedan dudas sobre lo que podría ocurrir con la generación distribuida en el país, es decir, las aquellas centrales eléctricas con capacidad menor a 0.5 MW: https://www.energiaestrategica.com/peligra-la-generacion-distribuida-con-la-reforma-energetica-propuesta-por-lopez-obrador/

Y también recordar que para que se dé la modificación de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, se requiere que dos terceras partes tanto de Diputados como Senadores estén a favor; y que posteriormente la aprueben la mitad más uno de los congresos locales. 

Por lo que, ante la reciente decisión tomada por la Cámara de Diputados, habrá que esperar para conocer las diversas posturas en el posible Parlamento Abierto, qué ocurrirá con el proyecto y si se  modifican o no algunos términos del mismo.