La Comisión de Ambiente -presidida por la diputada de Suma+ María Inés Gorbea– se reunirá este martes para despachar dos proyectos de ley, de los cuales uno propone crear línea de crédito para financiar la adquisición de colectores de energía solar para el calentamiento de agua, mientras que el otro fomentará el incremento de de flora nativa en espacios verdes.

La primera de las medidas fue impulsada por el legislador de Mejor Ciudad Marcelo Depierro y buscará crear una línea de crédito de hasta 20 mil pesos -que se deberá pagar en 24 cuotas- para quienes deseen utilizar en sus hogares calentadores solares de agua.

En los fundamentos de la medida, Depierro recordó que en junio de este año la Legislatura acompañó la adhesión a la Ley Nacional n° 26190 de “Régimen de fomento Nacional para el uso de fuentes renovables de energía destinada a la producción de energía eléctrica” y que se comprometió a fomentar el uso de dicha energía. En ese contexto el diputado explicó que “es por ello que se propone otorgar un beneficio para la adquisición de colectores de energía solar para aquellas personas físicas y jurídicas que deseen optar por este tipo de tecnología”.

Asimismo explicó que “dentro de las ventajas más relevantes que brindan los colectores solares, frente al consumo de energía convencional, encontramos: mayor disponibilidad energética, especialmente en épocas invernales cuando la demanda aumenta mientras que, por otro lado, para los particulares significa una disminución en los costos relacionados a la tarifa de electricidad o gas” y aseguró que “dentro de los beneficios ambientales se destaca la importante disminución de emisiones de gases de efecto invernadero, principal objetivo de la lucha contra el cambio climático”.

Lea también: «Verasay mueve piezas para que se dictamine la Ley de Energía Solar Térmica»

Mientras que la segunda iniciativa fue impulsada por el socialista Adrián Camps y la oficialista Natalia Persini y tiene por objeto promover el incremento de las especies herbáceas, arbustivas y arbóreas de flora nativa en los espacios verdes, a fin de favorecer el desarrollo de la biodiversidad urbana.

De esta manera la normativa estipula que en “plazas y parques con superficies mayores a tres hectáreas se deberá destinar un sector no menor a 100 metros cuadrados para la instalación de jardines y/o espacios específicos con especies de flora nativa representativas de las ecorregiones sobre las que se asentó la Ciudad, debidamente señalizado y, cuando correspondiere, cercado” y agrega que “la instalación de los jardines deberán integrarse al espacio verde sin alterar a las especies arbóreas existentes en el lugar y respetando las protecciones establecidas en el Código de Planeamiento Urbano”.

Además precisa que en el “diseño de plazas, plazoletas, canteros y/o espacio público en general en el que se utilicen plantas, se deberá elegir, prioritariamente, especies de flora nativa”.

Por otra parte se pedirán informes acerca del plan maestro de arbolado público y en relación a la instalación de un sistema de riego artificial en el parque 3 de Febrero; además buscarán declarar de interés socioambiental las actividades desarrolladas por la asociación “Civil Amartya” y adherirán al día internacional de la reducción de desastres.

Fuente: Parlamentario.