Durante la décima primera reunión ordinaria de la Comisión de Energía de la Cámara de Diputados, el diputado federal Enrique Ochoa Reza expuso su idea de que los usuarios generadores «donen» a CFE los excedentes que produzcan a partir de generación distribuida.

«Cuando una vivienda tiene paneles solares genera energía y la consume ahí mismo. Ahora imagínese que sea una vivienda que tenga tarifa subsidiada, esto quiere decir que CFE le cobra menos de lo que le cuesta generar, transmitir, distribuir y entregarle la energía. Y el diferencial de ese precio entre el subsidio que paga el usuario y la tarifa real que le cuesta CFE, es lo que aprobamos los diputados cada año. ¡Este año aprobamos un subsidio históricamente alto de 70 mil millones de pesos!» introdujo el diputado.

«Imagínese usted que, en lugar de pagar 70 mil millones de pesos anuales, en un momento el país tuviera paneles solares, se generara la propia energía y los excedentes se los regalaran a CFE. En consecuencia, ya no habría la necesidad de pagar 70 mil millones de subsidios sino que los usuarios tendrían energía prácticamente gratis y los excedentes generados se contribuirían al sistema».

Esta propuesta que esperaría ser una «solución a largo plazo» generó muchos interrogantes, como ser: ¿quién sería el inversor inicial de estos sistemas de generación?, ¿porqué donar cuando hoy se puede vender?, ¿CFE vendería e instalaría esos paneles?

Pese a aquella lectura que resultó polémica para algunos especialistas, durante aquella reunión en la comisión de energía de diputados, sí hubieron algunos consensos con el empresariado:

«Cuando se discutió este tema en el contexto de la apertura energética en el 2013/2014 se pusieron sobre la mesa dos elementos de porqué llevar a cabo un crecimiento gradual de este tipo de implementación tecnológica: los costos altos de generación con paneles solares y la eficiencia de los paneles solares», consideró Ochoa Reza.

El diputado, quien además es Secretario de aquella Comisión de Energía, mencionó que ambos elementos, con el tiempo, han mejorado. De allí, propuso que es necesario realizar un «ajuste legislativo». ¿en qué consistiría?

Y justificó: «los costos de los paneles solares han caído de manera muy importante (…) en los últimos 6 años. Con lo cual, cada vez más familias mexicanas pueden tener dentro de su economía la posibilidad de instalar paneles solares en sus techos o jardines para tener los beneficios de pagar un recibo de energía eléctrica cada vez menor o, en algunos casos incluso, tendiente a cero».

A aquello adhirió Héctor Oléa, presidente de ASOLMEX, y completó aquella información indicando que el costo de los paneles se han reducido en un 85% en 10 años.

El segundo elemento advertido por el diputado Ochoa Reza fue que la eficiencia de estos paneles solares ha aumentado. Por lo tanto, consideró que «el impacto negativo que pudiera tener ante el sistema eléctrico nacional es menor, es más manejable. Hay años de experiencia para poder acreditar que se puede hablar de una ampliación legal para instalar más paneles solares».

Al respecto, el presidente de ASOLMEX, agregó «Por el mismo metro cuadrado de espacio de paneles hoy podemos instalar el doble de capacidad (…) eso hace aún más viable este tipo de proyectos. Hay cambios tecnológicos que se están dando en el mundo que nosotros nos estamos beneficiando, pero nuestra regulación no está avanzando con el mismo paso. Claro que celebro lo que dice el diputado Ochoa en cuanto a cómo podemos mejorar la regulación. Por un lado, tenemos que preservar la rectoría del Estado para saber qué está pasando en el SEN, eso es indiscutible y lo vamos a respetar; pero podemos transformar esos mecanismos de monitoreo y supervisión no a permisos y, por ejemplo, hacerlo mediante una notificación que se presente en la ventanilla indicando que se instalará un sistema solar con tales caracteristicas, evitando pasar al pleno de comisionados y demás. Los costos de transacción también son altísimos para la comisión y CFE, y eso se puede cambiar».

Considerando aquello, el diputado Enrique Ochoa Reza llamó a la iniciativa privada a compartir el detalle de los costos que implican las transacciones para instalar paneles solares en todo el territorio mexicano; para que, a partir de allí, poder trabajar una iniciativa legislativa con argumentos que justifiquen mejorar las condiciones a los usuarios que lleven a reducir aquellos altos costos de transacción.