Ayer se desarrolló en Córdoba un seminario organizado por el Departamento de Empresas y Energía perteneciente al CIECS (CONICET y UNC), en forma conjunta con el Comité de Energía Córdoba (CEC), en el que expertos del IRAM analizaron las expectativas de la norma ISO 50001 – sobre eficiencia energética – en nuestro país. Contaron las experiencias realizadas y mirarnon hacia el futuro.

Uno de los que participaron fue el Ing. Gabriel Gómez, referente del CEC, quién en contacto con energiaestratégica.com analizó el tema.

¿Qué interés despierta en las empresas la norma IRAM 50001? ¿Se está empezando a instrumentar?

Es una norma que mantiene el formato de las otras normas de gestión (9001 y 14001) por lo que es de fácil implementación, además de permitir ahorros significativos en un insumo clave de las empresas como es la energía. La ISO 50001 aún no tiene 4 años de vida (su presentación oficial fue el 17 de junio de 2011), pero el grado de aceptación a nivel mundial ha superado todas las previsiones. En Argentina la primera empresa certificada bajo esta norma fue ABB S.A. quien la obtuvo en 2012 para su Planta Industrial en Valentín Alsina. Desde ese momento algunas otras empresas se sumaron, pero hasta el momento son muy pocas las certificadas (hasta fines de 2014 solo siete).

¿Qué sectores de la economía están más preocupados por la instrumentación?

Los sectores donde la energía es un componente importante dentro de su estructura de costos (y por lo tanto que afecta su competitividad) y aquellas que tienen una imagen corporativa asociada a la sustentabilidad. La ISO 50001 establece un marco de referencia para la mejora y el ahorro de la Energía para plantas industriales, instalaciones comerciales, empresas y en general, cualquier tipo de Organización. 

¿Hay apoyo por parte del Estado?

Hay algunos programas específicos para la industria, como por ejemplo el Fondo Argentino de Eficiencia Energética – FAEE – que se desarrolla en el marco del Proyecto GEF de Eficiencia Energética en Argentina, llevado a cabo por la Secretaría de Energía de la Nación. Es una línea de créditos de mediano y largo plazo para proyectos de inversión en eficiencia energética de Pequeñas y Medianas Empresas (PyMEs) a una tasa de interés menor a la del mercado (9% fija en pesos). El FAEE opera bajo la órbita del Fondo Nacional para el Desarrollo de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa – FONAPYME – perteneciente a Secretaría de la Pequeña y Mediana Empresa y Desarrollo Regional del Ministerio de Industria. Los créditos son adjudicados mediante llamados a concurso público de proyectos. Tras el lanzamiento del Primer Llamado, actualmente se encuentra vigente un Segundo Llamado.

Sin embargo, el acceso al financiamiento sigue siendo uno de las principales barreras para la implementación de proyectos en eficiencia energética.

¿En cuánto tiempo estiman que podría masificarse su aplicación?

Mientras las tarifas de energía sigan en los valores actuales, es realmente poca la probabilidad de un aumento significativo de las empresas certificadas. Si bien el concepto detrás de la norma puede ser ampliamente conocido y aceptado, los largos periodos de amortización de las inversiones iniciales hacen poco atractivos los proyectos de inversión en esta materia.