Ayer finalizó el 3er Encuentro Internacional de Energías Renovables, en Barranquilla, Colombia, donde participaron más de 500 personas.

El cierre estuvo a cargo del Viceministro de Minas y Energía, Diego Mesa, quien realizó un repaso del nivel de competitividad que están alcanzando las energías renovables no convencionales en el mundo y, en torno a ello, los planes de Colombia en esa integración.

El funcionario recordó que en los últimos 8 años se depreciaron enormemente los costos en energías renovables, sobre todo por el desarrollo tecnológico.

Observó que los proyectos de energía solar solían establecer contratos a 120 dólares por MWh y que hoy día lo hacen a tan sólo 20 dólares. Con la energía eólica ocurrió una caída similar: hoy existen acuerdos de abastecimiento a 28 dólares por MWh.

Mesa observó que esa caída de costos permitió a países del mundo transitar hacia una matriz más limpia y segura. Reconoció como un ejemplo regional dentro de ese cambio a Chile, que ya «están operando con renovables por encima del 20%» dentro de su matriz energética, un año antes del objetivo previsto.

En ese sentido, el funcionario explicó que Colombia puede realizar una transición similar. Y es el desafío que hoy día se propone el Ministerio de Minas y Energía a través del diseño de “tres ejes estratégicos en donde aparecen las renovables no convencionales”, subrayó.

Como primer eje, Mesa destacó a la ‘eficiencia’: “formación eficiente de precios, competitividad, nuevos agentes del mercado”; como segundo ítem, la ‘confiabilidad y cobertura’: “poder llevar energía eléctrica al 2,5 por ciento que no la tiene: unos 500 mil colombianos”; finalmente, la ‘sostenibilidad’, “que tiene que ver con la seguridad energética”, puntualizó el funcionario.

Lea también: «Las medidas que proponen los expertos en energías renovables al Gobierno para obtener una subasta exitosa en junio»

Señaló que Colombia es uno de los 20 países más vulnerables a la variabilidad climática, lo que tiene un impacto directo sobre el área energética. Para mitigarla, el Viceministro destacó la importancia de integrar mayores proporciones de energías renovables no convencionales a la matriz.

Para suministrar de energía a aquellos que no la tienen, el funcionario puntualizó planes como el de ‘Colombia E2: Emprendimiento x Energía’, que apunta a proveer paneles solares en poblados desconectados.

Asimismo, para promover la generación distribuida, no sólo off grid, sino también on grid, el funcionario anunció que, en el marco de la ley 1715, se eliminará el IVA para la compra de equipos a particulares, no sólo ya para grandes parques.

Además señaló que se busca la ampliación de la deducción del impuesto sobre la renta del 50% de las inversiones realizadas en proyectos de generación de FNCE de 5 a 15 años.

Por otra parte, Mesa hizo hincapié sobre el éxito de la subasta por Cargo de Confiabilidad, donde se adjudicaron 1.398 MW en 8 proyectos eólicos y solares.

En esa línea, el funcionario resaltó los beneficios impositivos que está otorgando el Gobierno para el desarrollo de emprendimientos y anticipó que se está trabajando para que la Unidad de Planeación Minero-Energética (UPME) tome más personal y agilice trámites.

No obstante, explicó que para ello la entidad comenzará a cobrar por los servicios prestados. «Creemos que esto va agilizar significativamente el proceso” burocrático, expresó Mesa. Del mismo modo, puntualizó en la eliminación de trámites frente a la ANLA para la solicitud de los beneficios establecidos en la ley 1715 de 2014, lo que hará que el trámite sea más expedito.

En cuanto a potencialidades, el Viceministro enfatizó sobre los recursos de Colombia: «solamente en La Guajira, combinando energía eólica y solar, el potencial de generación es mayor que el porcentaje de todo el país en recursos hídricos», subrayó.

Precisó que esa parte del caribe colombiano «el viento sopla al doble que el promedio mundial” y la radiación solar es de un 70% mayor que la media.