Según pudo averiguar Energía Estratégica, la documentación fue entregada por la empresa a última hora de la tarde de ayer, minutos antes que venciera el plazo legal autorizado para “reflotar” el proyecto de inversión. Así coincidieron varias fuentes involucradas consultadas.

¿Qué documentación presentó la compañía? Técnicamente, fuentes de Viento Reta S.A informaron a este medio que se “hizo la ampliación de la garantía por 11 millones de dólares”.

Así pasó de US$ 25 millones originales a US$ 36 millones. Es en concepto de “Garantía de Cumplimiento de Contrato”, de acuerdo al pliego de la Ronda 1.5 del Programa RenovAr de US$  250.000 por megavatio contratado.

De esta manera, la firma logró compensar el incumplimiento de dos hitos comprometidos formalmente en su contrato con la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (CAMMESA): cierre de estado financiero e inicio de construcción.

Claro que, para dar este paso, el grupo inversor tuvo que avanzar en la asociación estratégica con “Energy China”, una de las compañías energéticas líderes del gigante asiático, y con el fondo LAT, del mismo país, que tiene negocios por US$ 50 mil millones en Sudamérica.

En este nuevo escenario, desde Viento Reta esperan que el Gobierno notifique a la brevedad sobre la continuidad de la granja eólica, paso que sus titulares consideran fundamental para acelerar los proyectos que resultaron adjudicados en la “Ronda 2”, subasta que se lanzó en 2017 y permanece en curso.

“Nos hubiera gustado no llegar a esta instancia en la última hora, el último día. Pero la expectativa es claramente positiva porque logramos presentar la garantía”, confiaron desde Viento Reta a Energía Estratégica.

¿Por qué sería tan rápida la definición del Gobierno? Todo indica que la Secretaría de Energía actuará con la misma velocidad que rescindió el “Parque Solar Sarmiento”, el viernes 21 de septiembre, apenas un día después del vencimiento del plazo formal.

Este proyecto solar fotovoltaico de 35 MW, a cargo de la compañía estadounidense SOenergy International INC, fue el único del Programa RenovAr hasta el momento que sufrió la rescisión de su contrato. Había sido resultado ganador con una oferta de 53 USD/MWh en San Juan.

Lea también: «Tras asociarse con dos firmas chinas, “Viento Reta” reflota su contrato para construir importante parque eólico en Buenos Aires»

Antecedentes

El 26 de julio llegó a Viento Reta la notificación oficial del ahora Secretario de Energía de la Nación, Javier Iguacel, avisando que se había instruido a  CAMMESA a iniciar el proceso de rescisión de su contrato adjudicado en el marco de la Ronda 1.5 del Programa RenovAr Aires con un precio de venta de 46 USD/MWh.

La noticia, publicada a modo de primicia por Energía Estratégica, se había dado a conocer el 18 de julio. Dos meses después, precisamente el lunes 24 de septiembre, finalizaron los 60 días reglamentarios previstos para recuperar el proyecto a través de la extensión de la garantía.

Tras presentar el aval, Viento Reta se propone avanzar con la construcción de un parque eólico de 100 MW en Reta, una localidad balnearia con menos de 500 habitantes ubicada en el partido de Tres Arroyos, sobre la costa atlántica de la Provincia de Buenos Aires.

Contratos Ronda 2

La definición del Gobierno sobre la rescisión de contratos es seguida de cerca por otras firmas demoradas de la Ronda 1.5. También por los 34 proyectos de energías renovables adjudicados en la “Ronda 2” – lanzada en 2017 – que todavía no firmaron con Cammesa.

A través de la Resolución 64, publicada el 7 de agosto, la cartera de energía prorrogó por 45 días hábiles este proceso, para así dar tiempo a las empresas a estructurar el financiamiento, cada vez más complicado.

En tanto, los proyectos adjudicados en la Fase 1 de la Ronda 2 tienen tiempo hasta principios de octubre para obtener el contrato. Los ganadores de la Fase 2 hasta fines de ese mismo mes.

Lea también: «La respuesta del Gobierno ante incumplimientos de los empresarios: rescindió el primer contrato del Programa RenovAr»

Más de 200 centrales en carpeta

Desde 2016, fueron adjudicados 157 centrales de energías limpias en el marco del Programa RenovAr y la Resolución 202. A éstos se suman 44 proyectos con prioridad de despacho asignada en el Mercado a Término  (MATER). En total, representan 6046,948 MW de potencia.

Oficialmente hay más de 3.000 MW en construcción – según la Secretaría de Energía -, lo que significa inversiones por US$ 4.000 millones.