Desde la primera versión frustrada de la subasta a largo plazo de energías renovables, el Ministerio de Minas y Energía está trabajando codo a codo con la Unidad de Planeación Minero Energética (UPME) y la Comisión de Regulación de Energía y Gas (CREG) para generar mecanismos atractivos tanto para los desarrolladores (oferta) como para los distribuidores y comercializadores (demanda). Muchas de las medidas a aplicar están siendo sometidas a consulta pública.

En el marco del evento Energyear, Energía Estratégica Colombia dialogó con Ricardo Ramírez Carrero, Director General de Energía Eléctrica de la UPME, sobre cómo se preparan para la nueva subasta y sus expectativas.

¿Qué cambios están realizando sobre la subasta?

Se está trabajando en varios frentes. Por ejemplo, se eliminó uno de los procesos que tenía la calificación técnica de los proyectos, eso hace que sea más expedita la subasta.

Por otro lado, la CREG está trabajando en tres elementos que tienen que ver con: condiciones de competencia, condiciones para el traslado de precios al usuario final y el tema de garantías de proyectos; mientras que el Ministerio (de Minas y Energía) se está enfocando sobre la minuta, y nosotros estamos acompañándolos con su implementación.

¿Y cómo se están enfocando para atraer a la demanda?

También hay varios frentes de trabajo. El primero, que es muy importante, es el producto. Es decir, un producto que le genere más apetito a la demanda.

En ese sentido, el cambio que se hizo (por bloques horarios intradiarios), es muy importante para los comercializadores y distribuidores; y fue una petición propuesta por ellos mismos.

Más allá de que haya una obligatoriedad por reglamentar, que podría inducir a que la demanda deba consumir energías renovables, como plantea el Plan Nacional de Desarrollo (PND), el principal evento es el producto.

Además, se está dando más tiempo de preparación para que la demanda pueda estudiar su participación. También se va hacer un análisis de la garantía sobre estos actores, para ver qué se puede hacer, y, seguramente, la CREG, ya con estas novedades, haga que el pass through (el traslado al usuario final) sea también más atractivo para la demanda.

Con todo esto, confiamos que habrá participación más activa con respecto a la versión anterior.

Lea también: «Tras los cambios que el Gobierno aplicó a la demanda, EPM se prepara para competir en la subasta de energías renovables con nuevos proyectos»

¿Con respecto a estos cambios ya hubo alguna manifestación positiva de la demanda?

Sí. Hemos recibido manifestación de mucho interés de usuarios no regulados grandes.

Mencionaba la posibilidad de que se obligue a la demanda a participar de la subasta si se reglamentara el Artículo 296 del PND. De ser así, ¿cree que podría haber quejas de ese sector?

Yo pensaría que no debiera haber mayores inconvenientes. Es decir, siempre y cuando la energía sea barata no debiera haber problemas. Y estamos confiados que encontraremos precios competitivos

¿Podría tener algún impacto que la nueva subasta sea en pesos y a 12 años?

Sin duda los oferentes prefieren contratos en dólares y aún mayor plazo. Pero en la subasta que hicimos en febrero los vendedores encontraron atractivas las condiciones así planteadas y tuvimos buena respuesta. Esto nos da a pensar que el manejo de riesgos lo han logrado gestionar adecuadamente para participar.

Teniendo en cuenta el monitoreo de proyectos de energías renovables de la UPME, ¿cuántos de esos emprendimientos considera que pueden jugar en la licitación, o qué expectativas tiene?

Nosotros tenemos en este momento unos 60 proyectos eólicos, cercanos 4.000 MW, con conexión a la red, es decir con posibilidades de participar de la subasta.

Hace unos meses recibimos cerca de 1.500 MW que participaron de la (primera versión de la) subasta. Entonces uno pensaría que podrían presentarse entre 2.500 y 3.000 MW.

Hay rumores de que entre este mes y principios del próximo saldría la subasta, y que antes del 30 de septiembre se darían las adjudicaciones. Pero los tiempos obedecerán al armado del Pliego. ¿Desde la UPME cree que estos plazos son posibles?

Sí. Son fechas tentativas fijadas por el Ministerio y creemos que en julio podría lanzarse la licitación mediante resoluciones definitivas y que en septiembre se den las adjudicaciones.