“Tenemos muy claro que la descarbonización del sector de energía no se circunscribe únicamente a la dimensión eléctrica. Evidencia de ello es que la electricidad sólo corresponde al 22% de nuestros consumos energéticos”, introdujo la ministra en su presentación.

Bajo esa óptica, la funcionaria promete avanzar en un recambio del parque automotor a combustibles fósiles por otro a base de energía eléctrica generada a partir de fuentes de energía limpia.

Generar más energía eléctrica limpia para abastecer los nuevos rodados es uno de los desafíos. Tal es así que durante el mes de enero de este año, la mesa de trabajo abocada al tema alcanzó un acuerdo voluntario entre el Gobierno de Chile y las empresas socias de la Asociación de Generadoras de Chile – AES Gener, Colbún, Enel y Engie, entre otras – a no iniciar nuevos desarrollos de proyectos a carbón que no cuenten con sistema de captura y almacenamiento de carbono u otras tecnologías equivalentes a partir de esta fecha.

“Como parte de nuestro mega compromiso de la Ruta Energética de aumentar en 10 veces la cantidad de vehículos eléctricos, hemos impulsado como Gobierno del Presidente Sebastián Piñera que el transporte público sea un ejemplo a seguir en esta materia”, expresó la Ministra del área.

Y agregó que “para pavimentar el aumento sostenible y eficiente del transporte eléctrico, podemos destacar la firma en diciembre pasado de un acuerdo público-privado con 38 organizaciones para tomar acciones concretas que fomenten la electromovilidad”.

Lea también: Empresarios de las energías renovables de Chile plantearon al Gobierno incrementar los impuestos verdes

Transporte pesado y eléctrico

“Nos orgullece contar con más de 200 buses recorriendo las calles de nuestra capital, como parte del nuevo sistema de transporte público RED, lanzado recientemente”, resaltó Jiménez en la cena de ACERA.

Y en línea con el plan de descarbonización mencionó otras medidas que están en carpeta por el Gobierno. “Esperamos que el proyecto de Ley de Eficiencia Energética, en tramitación en el Congreso, reduzca significativamente el consumo de energía en el sector industrial, comercial y residencial, y por ende reduzca emisiones de gases de efecto invernadero”.

Para concluir, Jiménez apuntó: “para tener un real éxito en nuestra estrategia de reducción de emisiones debemos acelerar la modernización de los consumos tradicionales de combustibles, como son el transporte y los usos térmicos en procesos industriales y residenciales”.

Lea también: los anuncios que Jiménez dio a las renovables en Chile: marco legal sobre sistema de transmisión, cronograma de reconversión de centrales y remuneración por tecnología