En los meses de marzo y abril del 2015, siete proyectos solares fotovoltaicos fueron adjudicados por la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (CAMMESA). Consensuadamente entre Nación y la flamante Cámara Argentina de Energía Solar, todos los Acuerdos de Compra de Energía (PPA, por sus siglas en inglés) se rubricaron por un precio de 240 dólares por MWh.

Según Martín Sánchez, vicepresidente de la entidad solar creada a principios del año pasado, los plazos que dio CAMMESA para la construcción de los emprendimientos solares eran claros.

Sin embargo, inconvenientes para la importación de equipos (a causa de las DJAI), líneas de financiamiento tambaleantes (tras el problema coyuntural con los fondos buitre) y hasta demoras en procedimientos legales con gobiernos provinciales, alargaron los tiempos y los proyecto no iniciaron obra en los tiempos previstos.

En marzo pasado, la Resolución 108 (mecanismo legal por el que se firmaron los contratos) fue suspendida por lo que los proyectos entraron en una etapa de incertidumbre. Ahora con la Resolución 202 publicada el día de ayer en Boletín Oficial, reflota la posibilidad de llegar a nuevos acuerdos.

Es que el escrito llama a “renegociar los términos de los contratos en base a las nuevas condiciones de mercado” de “los Contratos de Abastecimiento entre el MERCADO ELÉCTRICO MAYORISTA (MEM) y las ofertas de disponibilidad de generación y energía asociada a partir de fuentes renovables celebrados en el marco de las Resoluciones ex SE N° 712/2009 o N° 108/2011 en los que las centrales de generación afectadas a su cumplimiento hubieren obtenido la habilitación comercial”.

Lea también: «El gobierno convoca a renegociar contratos de energía renovable firmados durante la gestión anterior»

Nos sorprendió para bien esta decisión del gobierno”, subraya Sánchez en diálogo con este medio.

Ahora, el vicepresidente de la Cámara Argentina de Energía Solar confía que solicitarán reuniones para readecuar los precios firmados inicialmente. “Esperaremos los valores que se determinen en la licitación”, manifiesta.

Sánchez considera que es posible ajustarse a precios por MWh menores a los 100 dólares dado el nuevo escenario que se presenta para las renovables.

Los precios podrán caer porque el anterior marco regulatorio gozaba de mucho menos beneficios que los que existen actualmente. Además había un contrato por cantidad de energía otorgada a 15 años y no por tiempo, como hoy que es por 20 años y todo lo que puedas inyectar de energía”, señala y agrega que “además hay beneficios como la amortización acelerada del impuesto a las ganancias, la exención impositiva hasta fines del 2017, entre otros”.

Lea también: «Juan Carlos Villalonga sobre la suspensión de la Resolución 108: “perfectamente se puede analizar caso por caso”»

Asimismo, suma que “hoy la tasa de referencia está en el orden del 7 por ciento y antes era del 13”.

Totalmente nos podremos acomodar con los valores actuales”, remata Sanchez.

Los proyectos solares suspendidos

En el departamento de Santa María, provincia de Catamarca, se frustró el montaje de un complejo fotovoltaico de 25 MW. Allí los desarrolladores ya han nivelado el terreno del predio, han colocado el alambrado perimetral, han montado oficinas y hasta han pedido un crédito al Banco Francés para costear parte de los gastos.

Otro es el de Mendoza con Valle Solar I, de 20 MW. Los desarrolladores del complejo fotovoltaico a ubicarse en el Parque Industrial de Luján de Cuyo.

Además, en San Luís, en la zona de La Punta, los proyectos Cerros del Sol y Solares de la Punta, ambos de 5 MW (10 MW en total), quedaron truncados.

La misma suerte corrió el parque solar que se pretendía montar en la localidad de Villa Unión, en La Rioja, de 30 MW.

Asimismo, Caleta Paula I de 1,3 MW en Santa Cruz y el de San Juan en el Ullum de 20 MW podrían sentarse a renegociar un contrato con el Ministerio de Energía.