¿Qué objetivos se plantearon en Latinoamérica?

MR: Nosotros hacemos continuamente seguimientos de la evolución de los mercados y, si tenemos aspiraciones estas son bastante dinámicas. Hasta hace unos meses en Argentina estábamos hablando de un eventual RenovAr 3 y ahora al encontrarnos ante un MiniRen, estamos “recalculando”. No obstante, ya entramos con fuerza en el mercado chileno en el 2016 y el segundo paso ha sido Argentina, donde continuamos celebrando contratos.

Nuestro interés es ampliar nuestra presencia en los mercados del Cono Sur desde la unidad de negocio que tenemos en Santiago de Chile. Pero no sólo queremos consolidarnos en estos países, también buscamos ir creciendo en otros, obviamente en la medida en la que den las condiciones para tener una evolución.

Estamos estudiando otros mercados en Latinoamérica como es el caso de México, Brasil y países de América Central, pero estos los aborda Senvion desde otras unidades de negocio de la empresa.

¿Cuántos proyectos conquistaron en el Cono Sur?

MM: En Chile tenemos 515 MW en construcción en total. Esto es para los parques eólicos Aurora (129 MW), El Arrebol (11 MW), Sarco (170 MW) y Cabo Leones (205 MW). Este último lo firmamos en septiembre, por lo que todavía estamos en la etapa de diseño y revisión de la agenda.

En Argentina tenemos 3 proyectos confirmados y uno en negociación. Estamos hablando de algo menos de medio gigavatio en general. Estos son proyectos que fueron adjudicados en Resolución 202, RenovAr ronda 1 y ronda 2. Una particularidad es que en muchos de estos proyectos, el suministro de Senvion es un full EPC.

¿Cuál es el estado de avance de esos proyectos en Argentina?

MR: Tenemos el primer parque en construcción desde hace ya varios meses que es Vientos Los Hercules (97,2 MW) y se estará entregando el próximo año y tenemos otros dos proyectos en Patagonia que están pronto a comenzar en los próximos días, estamos hablando de Kosten (24MW) y Malaspina (50,4 MW).

Lea también «Cómo es la construcción del Parque Eólico Viento Los Hércules: anuncian fecha de inauguración»

¿Qué otros mercados de Sudamérica miran con interés?

MM: Hoy la expectativa es Colombia, que es donde está yendo todo el mundo a propósito de la próxima licitación que desde el Gobierno afirman que estará lista en enero.

Por otro lado, tenemos interés en Peru, aunque tiene una condición distinta en su matriz y su reserva es muy grande por lo que no sabemos cuánto más aumentará la capacidad instalada con renovables.

¿Dónde está posicionada Argentina con respecto al gigante de Brasil?

MM: Brasil hace unos 14 años estaba al mismo nivel que Argentina, con un poco más de 40 MW instalados y evidentemente cambió mucho la situación cuando gracias a los incentivos del Banco de Desarrollo, lograron atraer la atención de varios fabricantes que se instalaron y producen allá.

Hoy por hoy, entiendo que Brasil está cerca de los 12 GW, por lo que se ubican en la actualidad entre los 10 mayores mercados. Por otro lado, el mercado en Argentina es más pequeño. Pero nosotros somos una empresa basada en Alemania, que ha sido por muchos años el mercado más estable y ahora que ha cambiado la situación, por una cuestión de legislación, se ha achicado y muchos fabricantes estamos viendo nuevos mercados.

Por eso estamos buscando consolidación en mercados como América Latina; también estamos en Medio Oriente, Australia, etc. Y con un alcance que no sólo se limita a la máquina sino también en algunos casos a asumir las obras para la conexión del parque.

¿Cómo fueron incorporando porcentajes de componente nacional en los proyectos?

MR: En cierta medida en los parques que fuimos adjudicados hay un requerimiento. En muchos casos este se puede cumplir con los componentes electromecánicos de la subestación y de los tendidos. En el caso de la máquina, hemos llegado a hacer cotizaciones con una torre de fabricación local y estamos también analizando el ensamblaje y producción de otros componentes para cumplir con la Ley.

Entiendo que también el contenido local empieza a tener sentido en la medida que hay un compromiso de instalaciones a futuro, sino es difícil es entrar en un programa de inversión para tener que retirarse una vez que se entregan unos pocos parques.

¿Ven ese compromiso de crecimiento en el mercado argentino?

MR: Somos conscientes de que hay incertidumbre, que la situación económica en Argentina gobierna la escena. Creemos que como el año que viene va a ser un año de elecciones, puede haber menos negocios. Sin embargo, podemos esperar algunas buenas noticias con MiniRen y si así sucede será porque haremos un trabajo más fino que el año pasado, en el sentido en el que habrán menos proyectos a la vista sobre los que haremos un análisis de cuáles son los que tienen mayor potencial de ser realizados. No sólo buscamos vender las máquinas sino también adecuar soluciones financieras para que puedan ver la luz.

Lea también «El Parque Eólico Kosten cerró financiamiento con un banco alemán»

En este sentido, ¿creen que será momento de mirar también al Mercado a Término (MATER)?

MR: Dentro de la incertidumbre que hay, el MATER, con su regularidad y con el interés de los actores del mercado que tienen que cumplir con su cuota de renovables, parece ser por ahora quizás el elemento más estable. Está la Ley de energías renovables y ese es el horizonte pero lógicamente tiene que haber un instrumento para que año a año haya una cantidad de proyectos en danza que permita ir creciendo.