El 26 de mayo pasado se llevó a cabo la segunda subasta de energía organizada por Derivex dentro de su plataforma de futuros energéticos.

En este segundo ejercicio se presentaron, durante los 30 minutos que duró activo el proceso de coberturas, se ofertaron contratos de compra por un total de 77,76 GWh, y de venta por 38,88 GWh.

Se ofertó energía para bloques al año 2022, al 2023 y al 2024. En el del 2024 se registraron precios de 233,5 pesos colombianos por kWh para la compra y de 239 pesos por kWh para la venta, con una diferencia de 2,36% entre las brechas.

En el paquete del 2023 se reportaron órdenes de compra a 232 el kWh y de venta a 238 pesos, con un diferencial de 2,59%. En el caso de 2022 se marcaron unos precios de compra de 236 pesos y 269,5 pesos de venta, con un rango de 15,67%.

Fuente: Derivex

“La subasta fue mucho más dinámica. Si bien desafortunadamente no hubo cierres, vimos cómo se acercaron más los precios esta vez”, compara Juan Carlos Tellez, Gerente General de Derivex, respecto a la convocatoria pasada.

“Es un proceso de aprendizaje de los agentes que será lento, donde se tendrán que poner de acuerdo con las expectativas de los precios”, señala el directivo, en diálogo con Energía Estratégica.

Y reflexiona sobre esta nueva convocatoria, donde se vieron precios más altos que en la anterior: “Yo creo que muchos de los agentes observan que sus perspectiva de precios es al alza, porque si comparamos los precios de esta subasta respecto a la anterior hubo mayores precios tanto en la compra como en la venta, pero finalmente no hubo acuerdos”.

Nuevo proceso

En tanto, Tellez adelanta que desde Derivex lanzarán una nueva subasta que tendrá lugar el próximo miércoles 23 de junio, donde la plataforma también estará abierta durante 30 minutos.

“Cada vez se están acercando más la oferta y la demanda y estamos seguro de que, una vez que pase este proceso de aprendizaje, van a haber operaciones”, confía el directivo.