La Asociación Argentina de Energía Eólica (AAEE) junto a la Universidad Nacional de Avellaneda y el Instituto Tecnológico de Energías Renovaveis Brasil e Assistencia Social (ITERBRAS) están trabajando en conjunto con el Instituto Nacional de Educación Tecnológica (INET) para desarrollar carreras específicas en el rubro de las energías renovables.

En principio se están determinando los perfiles educativos para la formación de futuros técnicos y centros de oficios para profesionales del sector de renovables. No obstante, también se está avanzando en la conformación de las respectivas currículas.

En diálogo con energiaestrategica.com, Ariel González, miembro de la AAEE y uno de los referentes del proyecto, cuenta que el propósito de estos esfuerzos se enfoca a “formar profesionales que acompañen el desarrollo de los emprendimientos”.

Nuestro cuello de botella no es el ingeniero, el planificador o el abogado que desarrolla la Ley, sino los eslabones que deben cooperar con ellos. No es que no tengamos gente calificada, sino que faltan incorporar aspectos específicos de cada área de las renovables a los ya formados y generar un mayor números de técnicos en la materia”, explica González.

Es por ello que se están determinando los perfiles y las currículas para la especialización en el diseño, montaje, mantenimiento y operadores de parques eólicos.

La especialidad se denomina: Oficial Múltiple y Montador de Parque Eólico (OMMPE). El objetivo de esta especialización está dirigido a todas aquellas personas que quieran orientar su futuro laboral en la gestión del montaje y mantenimiento de parques eólicos. Desarrollando su actividad profesional en todo tipo de empresas encargadas de efectuar el suministro, montaje, puesta en servicio, gestión de operación y mantenimiento de instalaciones de energía eólica para producción de electricidad.

Existen nuevas puertas hacia el mundo laboral en la República Argentina y países limítrofes. Esta especialización, permitirá que al alumno adquirir los conocimientos necesarios para la gestión del montaje y mantenimiento de parques eólicos”, señala González.

El especialista destaca que en principio las especialidades tendrán que ver con el desarrollo de profesionales en los ámbitos de la energía eólica y la biomasa, dos nichos que prometen generar puestos de trabajo en el corto plazo.

Dado que el proceso licitatorio impulsado por Nación en el Programa RenovAr busca incorporar 1.000 MW de energías renovables a la oferta eléctrica, según González esa etapa permitirá la incorporación de entre 4.000 a 6.000 puestos de trabajo. Y asegura que si al 2025 se llegase a incorporar 3.000 MW eólicos, esa actividad demandarían 10.000 puestos de empleo, donde el 60 por ciento serían directos y el otro 40 por ciento indirectos (prestadores de servicios).