Deloitte y Enel presentaron la Hoja de Ruta de Transición Energética de Argentina

Según el estudio, las energías renovables tendrían más del 60% de toda la capacidad instalada al 2050 en el escenario más optimista, mientras que las baterías jugarían un rol fundamental para cubrir los picos de consumo.


Deloitte y Enel presentaron la Hoja de Ruta de Transición Energética de Argentina tras nueve meses de trabajo y la participación activa de asociaciones, compañías, funcionarios del gobierno, representantes de las universidades y diversos especialistas del sector. 

Luego de analizar distintos escenarios energéticos y proponer diversas políticas públicas, la hoja de ruta abarca tanto desde la reducción del uso de combustibles fósiles, la disminución de emisiones de gases de efecto invernadero y el rol que tendrán las energías renovables en el futuro del país.

Sobre este último aspecto, la capacidad renovable total en la matriz energética rondaría entre 49% y 59% hacia el año 2030 y un rango entre 79% y 89% de cara al 2050. En tanto que la potencia instalada en energía distribuida oscilará entre 22,87 GW y 38,75 GW al 2050, según el escenario planteado. 

Y cabe recordar que el primer escenario se basa en medidas de mitigación y cambios en la matriz energética, maximizando el potencial en todos los sectores, en base a lo propuesto por las Contribuciones Determinadas a Nivel Nacional (NDC). 

Mientras que el escenario N°2 plantea un panorama donde se busca alcanzar la carbono neutralidad mediante políticas de mitigación y cambios en la matriz energética que maximizan los beneficios de la descarbonización, es decir, que la electrificación con fuentes renovables es más importante. 

“Hoy la energía eólica y solar son muy competitivas y, en un escenario de alta descarbonización, tendrán un rol preponderante, como también en la estabilización. Y una tecnología que será clave la batería para el almacenamiento de energía”, aseguró Paulo Farina, exsubsecretario de Energía Eléctrica, quien presentó los principales resultados de la Hoja de Ruta. 

“Además, la generación distribuida es un elemento importante y el incentivo está en los precios. En tanto que el otro tema está en aprovechar los recursos hidroeléctricos que, en gran parte, están en las fronteras con Paraguay y Brasil”, agregó.  

Según el estudio, la energía eólica tendría entre 13,97 GW (Esc. 1) y 77,88 GW (Esc. 2) instalados hacia el 2050 y generaría entre 41 TWh y 238 TWh al año. Mientras que la capacidad solar centralizada alcanzaría entre 44,45 GW y 73,16 GW operativos para la mencionada década, lo que significa que generaría entre 103 TWh y 121 TWh por año. 

Esto quiere decir que, en el escenario más optimista, ambas tecnologías tendrían más del 60% de toda la potencia instalada en Argentina, y en el panorama basado en las NDC, ocuparían el 46% de la matriz. 

Por lo que la expectativa es que, hacia los años objetivos, gran parte del pico de consumo (de 29 a 32 GW al 2030 y 52 a 82 GW al 2050) sea cubierto con generación renovable, aunque de forma costo eficiente respaldado por el uso de baterías que almacenen la energía.

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reciba las Noticias

Tildá los países de tu interés
Mantenemos tu datos en privado y sólo los compartimos con aquellas terceras partes que hacen el servicio posible. Lee nuestra política de privacidad para más información.

Edición Cuarta Edición 2020
Edición Tercera Edición 2020
Edición Segunda Edición 2020
Edición Primera Edición 2019

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com