Los proyectos de ley han sido enviados a la Unicameral cordobesa para ser tratados en comisiones con la ambición de lograr aprobarlos a fines de abril y poder avanzar con la reglamentación de los mismos, en un contexto marcado por grandes expectativas de los empresarios por el dinamismo e impacto que generarían en el mercado.

Las leyes introducen mayor sensibilización en materia de eficiencia energética, un plan provincial de uso racional y eficiente de la energía para impulsar el uso óptimo de la misma y el cuidado del medioambiente, etiquetación edilicia, incentivos, agua caliente sanitaria a través de energía solar térmica en el sector público y privado, beneficios para usuarios residenciales y desarrolistas, registro de instaladores para asegurar estándares de calidad, entre otros.

Lea también: «Córdoba se prepara para discutir la adhesión a la Ley nacional de Distribuida»

Por último, el proyecto de ley de Generación Distribuida – en el que han trabajado varias instituciones parte del Consejo y universidades, entre ellas la UNRC-, introduce la figura del usuario generador en adherencia a la Ley Nacional Nº 27.424 con la intención de reglamentar, en la medida que sea posible, aquellas particularidades que sean inherentes a la provincia.