El 1ro de abril de este año, el Gobierno nacional decretó incrementar el volumen de corte de bioetanol con naftas del 10 al 12 por ciento. La medida benefició exclusivamente al sector cañero, particularmente a las provincias de Salta, Tucumán y Jujuy, con el motivo de reactivar la depresión del sector azucarero.

Según estimaciones, esta incorporación de más de 160 millones de litros anuales de bioetanol reportará ingresos adicionales cercanos a los 1.600 millones de pesos y generará alrededor de 50 mil empleos directos e indirectos. No obstante, el incremento de corte se está dando de manera progresiva, sobre todo teniendo en cuenta la situación sensible de la industria petrolera.

En diálogo con energiaestrategica.com, Oscar Rojo, titular de la Cámara de Alcoholes, explica que “el Ministerio de Energía acordó con las petroleras un programa progresivo de cortes en función de los distintos problemas que tenía la industria petrolera”.

El empresario calcula que entre octubre y noviembre de este año se harían efectivos los cortes. “Mientras tanto se va elevando todos los meses el volumen de mezcla” de bioetanol con naftas, señala Rojo. Hasta el momento el Gobierno no ha establecido los aumentos de cupo para el mes de agosto.

En cuanto a valores que deben pagar las petroleras para cortar naftas con bioetanol, el día de hoy se publicaron los precios de este mes para el biocombustible a base de caña y el que se elabora con maíz. Ambos aumentaron levemente: el primero de ellos subió de 13,04 a 13,33 pesos el litro; el segundo trepó de 12,47 a 12,55 pesos el litro.

Al respecto, el titular de la Cámara de Alcoholes observa que la industria sucroalcoholera está trabajando bien con ese nuevo valor pero recuerda que aún resta un ajuste en la fórmula debido al aumento salarial convenido en paritarias. Vale destacar que los costos por salario son una parte importante dentro de la actividad.

El empresario explica que por cuestiones administrativas la fórmula no refleja los verdaderos costos ya que tiene en cuenta de manera parcial el aumento salarial acordado en paritarias, pero que en cuestión de tiempo habrá una recomposición.

Estamos bien, no es un elemento menor el de los costos pero tampoco disruptivo del precio”, expresa Rojo.