Durante diciembre de 2016, la generación de energía eléctrica en el Mercado Eléctrico Mayorista (MEM) aumentó un 16,6% comparado con el mes anterior, siguiendo el comportamiento típico del último mes del año.

En la comparación interanual, se observa un crecimiento de 0,2%, totalizando 12.218 GWh (de acuerdo a datos provisorios de CAMMESA).

Esta generación fue realizada principalmente con máquinas térmicas (68%). La hidroelectricidad dio cuenta del 26%, mientras que la nuclear representó el 4% del total.

Diego Margulis, experto en energía eléctrica, indicó que «en 2016 la generación con origen renovable creció levemente. En principio, se debe recalcar que no hubo incorporación de potencia, por lo que fueron las mismas máquinas las que generaron».

No obstante, se espera que en el corto plazo se incorpore al Sistema (SADI) el parque éolico «El Jume», en la provincia de Santiago del Estero.

De acuerdo al especialista, en 2016 «la generación «hidroeléctrica renovable» (menor a 50 MW) mostró una importante mejora con respecto al año 2015″. En particular especificó aquellas ubicadas en las regiones Centro y Cuyo. En cambio, las de Patagonia y NOA mostraron un leve descenso.

«Con respecto a la eólica, debido a menores vientos que el año pasado (especialmente durante los meses de invierno y primavera) se generó un 9% menos en la Patagonia», diferenció.

Y respecto de la biomasa y solar fotovoltaica, comparó que «no tuvieron grandes variaciones». La producción con biogas, sin embargo, Margulis señaló que «cayó más de un 30%», aunque su aporte al sistema es limitado.

¿Van las centrales siendo cada vez más eficientes? Margulis analizó este tema: «es difícil hablar de eficiencia dado que cada año presenta particularidades. La disminución en los vientos durante 2016 da cuenta de ello. No obstante, es un ejemplo interesante para hablar de firmeza de potencia y necesidad de back up térmico».

En tanto, planteó que «se vio el año pasado que la generación eólica puede bajar de forma significativa y mantenida en el tiempo y el sistema debe estar preparado para lidiar con esas situaciones».

¿Complica al sistema la intermitencia de las renovables? El entendido en la materia minimizó el impacto: «al momento no parece haber grandes problemas. Igual la penetración de energías renovables es muy limitada. Cuando ingresen todas los generadores renovables adjudicados el año pasado la situación comenzará a cambiar».

Datos duros

Por Diego Margulis

[email protected]

Las energías renovables representaron, en diciembre de 2016, un 2,0% de la oferta, valor inferior a septiembre, octubre y noviembre pasados, cuando la electricidad de origen verde explicó el 2,2%. El valor máximo de la serie ocurrió en noviembre de 2015, cuando se alcanzó el 2,5% de la generación total.

grafico-margulis2

Por otro lado, al considerar sólo la generación de energía eléctrica a través de fuentes renovables (y no teniendo en cuenta el porcentaje del total), ésta disminuyó -11,3% contra diciembre de 2015, debido a un menor aporte hidroeléctrico de centrales con potencia menor a 50 MW. Al analizar la inyección renovable del año 2016 encontramos que fue sólo 1,6% mayor que la del año 2015.

grafico-margulis3

Vale la pena mencionar que a lo largo del año 2016 la generación eólica en los parques patagónicos fue sensiblemente menor al de años anteriores. Este efecto se vio magnificado durante los meses de invierno, donde la generación fue 30% a 40% menor que la del año 2015. En el mes de diciembre desapareció este patrón mostrando una producción levemente superior a la de los años 2014 y 2015.

Así, la generación eólica en Patagonia, durante 2016, fue un 13% menor que en 2014 y 9% menor que en 2015.

grafico-margulis4

grafico-margulis-5

grafico-margulis6

grafico-margulis-7