El gas fue el mayor impulsor del crecimiento del uso de energía en 2018, responsable de más del 40% del aumento. Esto, junto con un mayor uso de petróleo y carbón, hizo que las emisiones globales de CO2 aumentaran un 2% en 2018, el mayor incremento interanual en siete años.

Las fuentes de energía renovable para generación de electricidad fueron las de mayor instalación en todo el mundo por tercer año consecutivo, impulsadas principalmente por el crecimiento de la generación eólica y solar.

La energía eólica y solar crecieron a su segunda tasa más rápida jamás registrada, impulsada por el aumento en China mientras que el crecimiento en la generación eólica y solar en los Estados Unidos, la UE y la India fue más lento en 2018 que en 2017. Así releva un informe de Economía de la Energía que dirige Diego Margulis.

Sin embargo, existe una brecha cada vez mayor entre el uso de energía actual y lo que se necesitaría para cumplir los objetivos del Acuerdo de París, dado que las emisiones deben, según los científicos, llegar a cero a mediados de siglo para evitar niveles peligrosos de calentamiento global .

El gas lidera el gran aumento en el uso de energía

El uso de energía creció en 2018 a una tasa de 2,9%, el mayor crecimiento desde 2010. China, los EEUU e India representaron más de dos tercios del crecimiento mundial del consumo de energía, con el uso de la energía en los EEUU expandiéndose a la tasa más rápida en 30 años.

El consumo de energía aumentó en 390 millones de toneladas equivalentes de petróleo (Mtoe) en 2018. Los combustibles fósiles cubrieron el 71% de ese incremento, mientras que las fuentes de energías bajas en carbono, incluidas la energía solar, eólica, hidroeléctrica y nuclear, fueron responsables del 29%.

El gas natural representó el mayor contribuyente al crecimiento global del uso de energía en 2018, con un incremento del 5,3% en comparación con 2017. Por sí solo, fue responsable del 40% del aumento en el uso total de energía.

Las energías renovables no hidroeléctricas crecieron un 14,5% en 2018. Este fue el mayor crecimiento relativo de cualquier fuente de energía, aunque aún se encuentra por debajo del crecimiento récord experimentado en 2017. Las energías renovables no hidroeléctricas ahora representan el 4% del uso de energía global, mientras que las energías bajas en carbono en general suplen el 15% de la energía global.

El consumo de petróleo creció un 1,5% en 2018, y China y EEUU contribuyeron con alrededor del 85% del crecimiento en el uso de petróleo. Este crecimiento se concentró principalmente en el sector del transporte, reflejando una mayor cantidad de vehículos y millas recorridas.

El consumo de carbón creció un 1,4% en 2018, el crecimiento más rápido desde 2013. Esto invierte un período de tres años en el que el carbón creció muy poco o disminuyó, aunque el uso global de carbón aún se mantiene por debajo de su pico máximo de 2013.

La generación hidroeléctrica creció un 3% en 2018, similar a las tasas de crecimiento observadas durante la última década. Aunque pequeña en comparación con otras fuentes de generación, la generación nuclear aumentó un 2,4% en 2018. China fue responsable de alrededor del 75% del crecimiento mundial de la generación nuclear.

La siguiente figura muestra los cambios en las fuentes de suministro de energía global entre 2017 y 2018, en millones de toneladas de petróleo equivalente.

Fuente: https://www.carbonbrief.org/

 

El CO2 crece al ritmo más rápido en 7 años

El informe de BP estima que las emisiones globales de CO2 aumentaron un 2% en 2018, el crecimiento más rápido en siete años. Esto es idéntico a la última estimación realizada por el Proyecto Global de Carbono (GCP), aunque es más bajo que el pronóstico originalmente reportado de GCP de 2,7% a fines de 2018. Esto sigue a un aumento de 1,7% en 2017, disminuyendo cualquier esperanza de que las emisiones globales de CO2 fueran máximas.

China, la India y los EEUU fueron responsables de alrededor del 69% del aumento global del CO2, y China es el mayor contribuyente. Las emisiones de CO2 de China aumentaron un 2,2% en 2018, las emisiones de la India aumentaron un 7% y las emisiones de Estados Unidos crecieron un 2,6%.

Los Estados Unidos revirtieron una tendencia de tres años a las reducciones de CO2 y registraron su mayor aumento de emisiones desde 2013, aunque hay indicios de que este aumento podría ser una anomalía.

Las emisiones de la UE disminuyeron en 2018, cayendo un 2% con respecto a los niveles de 2017, marcando la primera vez en tres años que las emisiones de la UE han disminuido.

Los siguientes gráficos muestran las emisiones globales de CO2 desglosadas por país, así como los cambios año tras año. La línea negra en el gráfico inferior muestra el total anual de los cambios en las emisiones de CO2, mientras que los cambios en cada país se muestran con barras de colores.

Fuente: https://www.carbonbrief.org/

Fuente: https://www.carbonbrief.org/

 

Modestas disminuciones en la proporción de combustibles fósiles

La caída en el uso del carbón en años anteriores había ayudado a compensar las emisiones de CO2 del uso creciente de gas y petróleo. Sin embargo, el uso del carbón ha aumentado en los últimos años, mientras que el petróleo ha crecido constantemente y el uso del gas se ha acelerado.

Durante la última década, desde 2009, el uso global de carbón ha aumentado en un 10%, el uso de petróleo ha aumentado en un 14% y el uso de gas natural ha aumentado en un 31%.

Las fuentes renovables no hidráulicas son la fuente de energía de más rápido crecimiento, con un aumento del 14,5% el año pasado y del 290% en la última década. Sin embargo, todavía son una parte relativamente pequeña del uso total de energía, que sigue siendo dominado por los combustibles fósiles.

No obstante, la proporción de energía proveniente de combustibles fósiles en 2018 (85%) es la más baja desde que se inició el conjunto de datos de BP en 1965.

Las energías renovables no hidroeléctricas también están en camino de producir más energía que la nuclear en 2019.

Los siguientes gráficos muestran el uso anual global de energía en millones de toneladas de petróleo equivalente (Mtep) por combustible, junto con la participación total proveniente de combustibles fósiles.

Fuente: https://www.carbonbrief.org/

Fuente: https://www.carbonbrief.org/

 

India una vez más lidera la expansión del carbón

El consumo mundial de carbón aumentó un 1,4% en 2018, el crecimiento más rápido desde 2013. India fue el principal impulsor del crecimiento del uso del carbón, siendo responsable de alrededor del 45% del aumento mundial. China fue otro gran contribuyente, con un 20%.

El uso del carbón disminuyó notablemente tanto en la UE como en los EEUU, aunque las disminuciones fueron menores que en algunos años anteriores. En general, la demanda de carbón en los países de la OCDE cayó a su nivel más bajo desde 1975. La participación general del carbón en la energía primaria ha seguido disminuyendo, cayendo a un 27% gracias a la expansión de gas natural y la generación renovable.

A pesar de la gran expansión del carbón en la India tanto en 2017 como en 2018, hay algunas señales de que el crecimiento podría no continuar indefinidamente. La instalación de nuevas plantas de carbón se redujo en más de un cuarto en el último año, y más de cinco veces desde 2014. En muchas partes de la India, las energías renovables son menos costosas que la generación a carbón y las previsiones de la demanda futura de electricidad se han revisado a la baja debido a un debate en curso sobre cuánta capacidad instalada nueva en base a carbón se construirá realmente.

El año pasado, China revirtió cuatro años de reducciones, o un crecimiento casi nulo, en el uso de carbón, con un aumento de alrededor del 1% con respecto a 2017.

Los siguientes gráficos muestran el uso global de carbón, en Mtoe (superior), junto con los cambios anuales (inferior). La línea negra del gráfico inferior muestra los cambios anuales totales, mientras que las barras de colores muestran la contribución de cada país.

Fuente: https://www.carbonbrief.org/

Fuente: https://www.carbonbrief.org/

 

Las renovables explican la mayor parte de la nueva electricidad.

La generación global de electricidad aumentó un 3,7%, con aproximadamente la mitad del crecimiento proveniente de China y gran parte del resto de la India y los EEUU.

La electricidad proveniente de fuentes renovables, incluidas la energía eólica, solar e hidroeléctrica, fue el mayor contribuyente al aumento en el uso global de electricidad, lo que representa un tercio del crecimiento total. Este es el tercer año consecutivo en que las energías renovables han sido el mayor contribuyente al crecimiento mundial de la electricidad. Las energías renovables establecieron un nuevo récord de crecimiento, de 442 TWh, en 2018. La mayor parte de esta cantidad (314 TWh) provino de renovables no hidráulicas, principalmente energía eólica y solar.

El carbón fue el segundo mayor contribuyente al aumento de la generación de electricidad en 2018, representando el 31% del crecimiento total. A pesar de que el consumo total de carbón es menor que su pico máximo de 2013, la electricidad generada a partir de carbón estableció un nuevo récord en 2018. Esto refleja el aumento de la eficiencia de generación de las nuevas plantas en base a carbón construidas en los últimos años.

El gas natural fue el tercer mayor contribuyente, con un 25% del crecimiento. La contribución mucho mayor del gas natural al crecimiento total del uso de la energía refleja el hecho de que una gran parte del gas natural se utiliza para fines no eléctricos, como la calefacción de espacios o procesos industriales, mientras que una gran mayoría del carbón se utiliza para generar electricidad.

La proporción de energías renovables no hidroeléctricas utilizadas en la generación de electricidad aumentó del 8,4% en 2017 al 9,3% en 2018. Las fuentes de bajas emisiones de carbono (nucleares, hidroeléctricas y renovables no hidráulicas) contribuyeron en conjunto al 36% de la generación eléctrica mundial, la más alta desde 1990.

El carbón sigue representando la mayor parte de la generación de energía con un 38%, con el gas natural ocupando el segundo puesto con un 23%.

El informe de BP de 2019 aumentó sus estimaciones de uso de carbón para la generación de electricidad para el año 2017 en aproximadamente un 1% en comparación con el informe de 2018, aunque los valores del año anterior se mantuvieron prácticamente sin cambios.

Los siguientes gráficos muestran la generación global de electricidad por fuente de combustible (superior), junto con la porción de electricidad que proviene de combustibles fósiles (inferior)

Fuente: https://www.carbonbrief.org/

Fuente: https://www.carbonbrief.org/

 

El crecimiento de la eólica y solar se desacelera modestamente.

Las energías eólica y solar crecieron colectivamente un 17% en 2018, un poco por debajo de la tasa de crecimiento del 23% de 2017. El crecimiento total de la producción de electricidad a partir del viento y del sol fue de 62 Mtep en 2018 en comparación con 67 Mtep en 2017. Esta no es la primera vez que el crecimiento se ha desacelerado entre los años, sucedió por última vez en 2014, pero es un hecho algo inusual.

La generación solar creció en 30 Mtoe, mientras que la eólica creció en 32 Mtoe. La energía solar se ha convertido en una parte cada vez más importante de las energías renovables no hidráulicas, ya que proporciona más del 40% del crecimiento de las energías renovables en 2018.

El año pasado, China superó a la UE como la región del mundo con más generación de energía solar y eólica. Mientras que la generación solar y eólica de China se aceleró en 2018, los EEUU, India y la UE experimentaron disminuciones en el crecimiento de la generación eólica y solar en comparación con 2017.

Los siguientes gráficos muestran la generación global combinada de energía eólica y solar, en Mtoe (superior), junto con los cambios anuales (inferior). La línea negra muestra los cambios anuales totales, mientras que las barras de colores muestran la contribución de cada país.

Fuente: https://www.carbonbrief.org/

Fuente: https://www.carbonbrief.org/

 


Fuente: https://www.carbonbrief.org/in-depth-bp-data-reveals-record-co2-emissions-in-2018-driven-by-surging-use-of-gas?utm_campaign=Carbon%20Brief%20Daily%20Briefing&utm_medium=email&utm_source=Revue%20newsletter

 

Traducción de Ovidio holzer