No quieren industrializar Santa Cruz”, aseguraron altas fuentes del Gobierno provincial, en tanto según una opinión “no quieren dejar energía en Santa Cruz”, considerando que justamente lo que quieren producir es “todo lo que puede trasladar el interconectado”, lo que implicaría una inversión solo para vender energía a los grandes centros de consumo del país.

Representantes de Electroingeniería y de Gezhouba se reunieron con al menos cinco funcionarios, tres de Energía y dos de Interior, que les anticiparon que estaban estudiando el proyecto. También les solicitaron información para armar un informe que llegaría a la mesa de trabajo de Macri.

El presupuesto de la obra es de US$ 5500 millones, de los cuales US$ 4770 millones vendrán de China. La propuesta oficial es que la central Kirchner tenga seis turbinas (una menos que el proyecto aprobado por el gobierno anterior) y la Cepernic, tres, es decir, dos unidades menos que el diseño original. Así pasaría de generar 1760 MW a 1350 MW, aproximadamente.

Esa diferencia de 500 mega es clave según manifestaron desde el Gobierno de la provincia, ya que, es el “sobrante” de energía que se debería quedar en la provincia para industrializarse, radicar empresas y generar proyectos de desarrollo productivo que definitivamente cambie la matriz productiva de Santa Cruz.

Quien se refirió días atrás a las obras fue el vicegobernador Pablo González solicitando al Gobierno nacional “que tenga una mirada federal, que se acuerde que después de la General Paz hay un país. Que entienda que la energía que produce Santa Cruz es para todo el país. Los 1.742 megas de las represas del río Santa Cruz son para generar energía para el crecimiento del país, lo mismo que la Central Térmica de Río Turbio”. “Espero que todo esto se entienda, que se pueda trabajar, y que se nos permita a nosotros seguir avanzando con las obras que necesitamos para desarrollar nuestra provincia” sostuvo.

El 22 de diciembre, el Presidente recibió en la Casa Rosada a Cristine Mc Divitt, la viuda del empresario Douglas Tompkins, que había cedido tierras al Estado para la protección de la Patagonia. Luego trascendió que Macri había cuestionado en el encuentro la conveniencia ecológica de las centrales. En otras reuniones privadas, el Presidente sostuvo que no quería continuarlas. Más tarde cambió de opinión.

Represas

El proyecto de aprovechamiento hidroeléctrico del río Santa Cruz prevé la construcción de dos represas: Presidente Néstor Kirchner y Gobernador Jorge Cepernic. Se encuentran ubicadas sobre este importante curso de agua de alta potencialidad hidroenergética, aprovechada por primera vez.

Represa Presidente Néstor Kirchner

Se encuentra ubicada a 130 kilómetros de la localidad de El Calafate. Tiene una potencia de 1140 mw y una altura de 70 metros. Está compuesta por 6 turbinas Francis, con una generación anual de 3380 gw/h. La longitud del muro será de 1900 metros y la superficie del embalse tendrá 250 kilómetros cuadrados.

Represa Gobernador Jorge Cepernic

Está localizada a 170 kilómetros de la ciudad de Comandante Luis Piedrabuena. Cuenta con una capacidad instalada de 600 mw y 45 metros de altura. La extensión del muro es de 2700 metros. La casa de máquinas está compuesta por 5 turbinas Kaplan y producirá 1866 gw/h al año. La superficie del embalse será de 200 kil

Fuente: Tiempo Sur.