El plan de gobierno RenovAr, que en sus Rondas 1 y 1.5 adjudicó una potencia total 2.423,5 MW a partir de energías renovables: 11 MW de mini-hidroeléctrica; 15 MW de biomasa; 9 MW de biogás; 916,2 MW solares; y 1.473,4 MW eólicos; representará 8.516 GWh/año.

Según el subsecretario de Energías Renovables, Sebastián Kind, estos proyectos movilizarán inversiones por 4 mil millones de dólares y generarán 20 mil puestos de empleo.

En este marco, Dante Sica, director de la consultora Abeceb y economista cercano al Gobierno nacional, hizo un balance de las adjudicaciones del RenovAr y su capacidad de atraer inversiones, en entrevista para este medio. Además, habla sobre la importancia de motorizar contratos entre privados y el rol del Blanqueo de Capitales para el desarrollo de proyectos de energías renovables.

¿Qué balance hace de las licitaciones del Programa RenovAr?

Yo creo que el balance es positivo por varias cuestiones.

Primero, porque demuestra que cuando vos avanzas en el sector energético con marcos regulatorios que generan reglas de juego claras y previsibles, la inversión del sector privado responde.

Es una muy buena señal de que cuando los marcos regulatorios comienzan a dar previsibilidad y se adecuan a las necesidades del mercado, la inversión rápidamente responde y eso lo vimos en función de la demanda que había hecho el gobierno y las ofertas que tuvo por parte de los grupos privados.

Lea también: «En diciembre saldrá la resolución para contratos de energías renovables entre privados»

La segunda cuestión es que se despertó interés no sólo por grupos nacionales sino extranjeros asociados a grupos locales, lo que me parece que es un dato interesante en materia de lo que pueden llegar a ser las otras licitaciones (Rondas).

Yo creo que en estas primeras licitaciones vimos que se presentaron grandes grupos pero en la medida que se avance en fijación de precios a futuro y la posibilidad de hacer contratos entre privados, yo creo que eso puede llegar a destrabar una gran cantidad de proyectos quizá de menor dimensión pero que puedan estar vinculados con grupos locales.

En cuanto contratos entre privados, está habiendo demoras en el lanzamiento de una resolución que permita avanzar en proyectos entre privados y Grandes Usuarios, ¿cree que esta demora peligra la posibilidad de que se desarrolle este mercado dado que CAMMESA ya tiene en firme proyectos a realizar y precios por contratos?

Yo creo que no es más que un tema temporal de ajustes de marcos regulatorios.

La voluntad del Gobierno existe y uno esperaría que a partir del año que viene se pueda avanzar en esto. No creo que esta demora aborte la posibilidad del desarrollo de proyectos. Fue un elemento muy dinamizador en su momento y es un reclamo de todo el sector.

En estos meses se está realizando el cierre económico de algunos proyectos adjudicados. ¿Los inversores privados se muestran abiertos a invertir en el país dado que el Gobierno  nacional carece de apoyo en el Congreso?

Sí. Eso puede suceder en otros sectores, en el caso energético, la falta de quorum en el poder legislativo no tiene mucha incidencia porque lo que importa son los marcos regulatorios.

Lea también: «Las energías limpias traerán 20.000 nuevos empleos en Argentina»

Es decir, la reglamentación de la Ley de Energías Renovables 27.191 fue un éxito en la licitación. Entonces yo creo que donde hay cambios en marcos regulatorios la inversión responde.

¿No tendrá incidencia los resultados de las elecciones legislativas del año que viene con respecto a que grupos inversores en energía se acerquen más a la Argentina?

No creo que el impacto en las legislativas del año que viene varíe en lo que va a ser el flujo de inversiones del 2017. Donde los marcos regulatorios pesan mucho, como en telecomunicaciones, energía, iniciativa público/privada, yo creo que ahí no pesa tanto el tema del ciclo político.

En cuanto al Blanqueo de Capitales, ¿este proceso es positivo para mover inversiones en proyectos de energías renovables?

El Blanqueo es positivo porque antes la ganancia que te generaba tener fondos inmovilizados era el no pago de impuestos; ahora, en la medida que blanqueas y tenés que empezar a tener que hacer una percepción fiscal, eso va a generar que esos fondos busquen fuentes de rentabilidad, y los proyectos de energías renovables pueden ser una buena forma de inversión para minoristas privados.