¿Cómo fue que el casino se interesó por instalar equipos de energía solar?

Comenzaron hace tiempo a evaluar la inclusión de energías renovables en sus instalaciones, convencidos de la necesidad de apostar a la adaptación al cambio climático y a la necesidad de comenzar a bajar costos energéticos, que obviamente eran (lo son actualmente), muy altos. Con la llegada de Secretaría de Estado de la Energía de Santa Fe y sus programas de inclusión de financiamiento para la incorporación de nuevas fuentes y  para la aplicación de programas de Eficiencia Energética en el sector productivo de la provincia, la empresa se lanzó a diseñar sus proyectos para pedir financiación. Si bien los dos primeros proyectos presentados se referían a equipamientos que aprovechan la energía solar, la Empresa aceptó una propuesta que realicé e instaló un aerogenerador  de baja potencia a 75 metros de altura ( el segundo en la ciudad), y conectado a la red eléctrica del complejo, una suerte de símbolo del inicio de un programa integral de aplicación de la energías renovables.

¿Qué tipo de equipos se utilizan?

El primer gran equipo a  instalar fue el sistema de Agua Caliente Solar, con una capacidad de 6000 litros de agua caliente/día de promedio anual. Se instalaron 900 tubos de vacío con tecnología Heat Pipe, sistema Split, y 8 tanques acumuladores de 600 litros cada uno, en dos semibancos, que abastecen directamente a las calderas del complejo. Mediante software de control programable se regula todo el sistema que, además a voluntad del usuario, deriva agua caliente a un intercambiador que calefacciona el agua del natatorio exterior y/o a  la pileta termalizada del Spá del hotel Los Silos, a fin de aprovechar al máximo el potencial del equipamiento cuyos colectores se encuentran en la terraza del edificio.

El segundo sistema  que se instaló, fue un equipo Fotovoltaico de 10,5 KW  conectado a red, y que se ubicó sobre el inmenso techo que cubre la recepción y comedor del Hotel. Toda esa energía tiene por objeto comenzar a cubrir consumos eléctricos del sector hotel.

El tercer proyecto fotovoltaico que realizamos, fue toda una novedad para el área hotelera y las edificaciones privadas en altura: instalar un sistema de bombeo solar de agua de alta capacidad. Ya la provincia tenía algunas experiencias  en edificios públicos, bombeando con equipos sumergibles alimentados fotovoltaicamente, desde sus cisternas hasta sus tanques distribuidores en altura con resultados totalmente satisfactorios. En este caso es desafío era mayúsculo: bombear una media diaria de 100.000 litros  a casi 80 metros de altura. Y se consiguió!. Se instaló un sistema FV  14,5 kWp con un inversor especial que mueve una bomba de características similares a  una sumergible, pero de uso externo. Así, el sistema tiene las 2 bombas eléctricas convencionales de 22 kW c/u y  la solar de 5 kW. Un sistema controlador privilegia el uso diurno de la bombas solar, que en verano ha superado ampliamente los 100 litros/día de aporte, significando un ahorro energético muy importante. Este sistema hasta ahora, es el único instalado en el país.

Lea también: «Se posterga resolución para contratos de energías renovables entre privados»

 ¿Cuál fue el criterio de selección?

En todos los casos, una vez realizado  los proyectos, se solicitan 2 o 3 presupuestos para la ejecución llave en mano, los cuales son analizados técnica y económicamente para su aprobación final. Este proceso los han  aceptado todas las empresas que ejecutaron proyectos ( o tienen en ejecución), como ALDAR SA, Renova Solar, Grupo Ingal, etc.

¿Y qué porcentaje del consumo se logró auto-generar?

Todavía es una porción pequeña, pero la empresa pretende llegar al 2018 cubriendo al menos un 8% de su consumo con energías renovables, y la autogeneración es uno de los caminos elegidos, por el momento.

 ¿Han realizado algún proyecto referido a la eficiencia energética?

Sí, concerniente a la iluminación de las playas de estacionamiento tanto del  hotel como del casino, y calles de servicio, donde se remplazaron 10kW de luminarias de vapor de sodio, por 5,7 kW de luminarias LED de altas eficiencia. De este modo no solo se redujo el consumo, sino que también aumentó la calidad de la iluminación y se incrementó la cantidad de columnas instaladas. Un efecto logrado interesante, es la disminución de la contaminación lumínica, ya que la emisión de luz no se dispersa hacia arriba. Por su parte, por administración propia, el complejo reemplazó todo tipo de luminaria interna por luminarias LED.

Desde luego, en la actualidad se está instalado un parking para 12 vehículos en la terraza del complejo  con una estructura de sombreado que soporta un equipo FV de 25 kWp, de los cuales 5 kWp se derivan a la red externa de la EPE, según el protocolo 442 de ese organismo (que ha permitido que Santa Fe sea la primera provincia en admitir la conexión a red de pequeñas potencias de fuentes renovables),  y los 20 kWp restantes van a la red interna del complejo.

Luego de ello, hay aprobado un proyecto que contempla 30 kWp FV para la zona servicios del Casino, y cuatro proyectos similares  más que esperan su aprobación.

¿Cómo influencia a los vecinos y otras empresas de la zona?

En efecto, ya hay más empresas interesadas en la zona del puerto, que se está convirtiendo en un nuevo polo de desarrollo habitacional y empresarial con desarrollo urbanístico propio.

En base a esta experiencia… ¿cómo podría explotar el mercado de la energía solar con una legislación más interesante sobre generación distribuida?

Podría explotar de un modo increíble!, solamente falta ser claro en la legislación y en los mecanismos financieros para que los futuros usuarios puedan equiparse. Es interesante observar experiencias vividas como la de Alemania, donde antes arrancó la acción privada que la del estado. Formar cooperativas de usuarios para desarrollar un proyecto de generación distribuida en baja potencia, es una posibilidad interesante. Hay ejemplos como el de Santa Fe, donde el programa Prosumidores tiende a que usuarios particulares pongan equipos domiciliarios conectados a red, con un buen subsidio a la producción, pero no existe subsidio o crédito accesible para la compra del equipamiento. El problema es falta de fondos, pero a veces se deberían adecuar algunas normativas para redistribuir mejor los dineros públicos.

Lea también: «Un balance en el 20 aniversario del proyecto de energía solar que cambió la vida de las escuelas de Santa Fe»

La ley 12692 provincial redactada en 2006, estableció un aporte de 20 centavos de nuestra moneda por cada usuario de la EPE y de  cooperativas Eléctricas para el desarrollo de proyectos con energías renovables; hoy  eso significa  $ 1,48 mensuales para todos los usuarios, sean domiciliarios o grandes consumidores. Eso es una limosna, ante el despilfarro energético que hemos hecho durante años, y por lo tanto debe ser modificado cuanto antes para que la Secretaría de Energía de la Provincia tenga un elemento más para financiar a los  potenciales clientes del programa.

También se debería quitar sobre el equipamiento a instalar, y durante un periodo de incentivo, impuestos distorsivos como el IVA, que ayudaría mucho al  equipamiento del sector productivo. Medidas como  estas, acompañadas de un criterio técnico uniforme para todo el país, significaría mayores puestos de trabajo y una mayor participación de las renovables en nuestra alicaída matriz energética. En definitiva , una verdadera revolución de energía.