El Fondo Mundial por la Naturaleza, la mayor organización conservacionista independiente en el mundo, ha presentado un informe que indica que Chile, Uruguay, Brasil, México y Costa Rica son los países que lideran en la región por sus esfuerzos en cambiar de paradigma y optar por energías renovables, en lugar de energías fósiles como el petróleo y el carbón.

En este informe, el país que más destaca es Uruguay gracias que este 2015 tendrá en la base de su abastecimiento eléctrico un 30 por ciento de energía eólica.

La cifra sorprende, considerando que supera el aprovechamiento que alcanzan actualmente Dinamarca (28 por ciento), España (21) o Alemania (12).

Hasta la fecha, el país liderado por José Mujica tiene 20 parques eólicos en funcionamiento y otros 12 en construcción. La expansión de este sector comenzó en 2008 y ha aportado unos US$ 1.000 millones a la economía nacional.

Chile no se queda atrás

En 2014, por primera vez en cinco años, la generación eléctrica en centrales térmicas, o sea, las que funcionan con diésel, gas natural y carbón, ubicadas entre Taltal y Chiloé, cayó y bajó 11,8 por ciento si se compara con el cierre pasado que corresponde a 2013. Pero la energía aumentó en otras áreas: la hidráulica creció 20,1 por ciento y la electricidad proveniente de los parques eólicos subió un 120,5.

Debido a esto la inyección de las centrales térmicas al Sistema Interconectado Central (SIC), el que abastece a más del 90 por ciento de la población nacional y que se extiende entre Taltal y Chiloé, llegó a su nivel más bajo en cuatro años, y llegó al 52,4 del total instalado.

Pero eso no fue todo para las termoeléctricas, ya que el 2014 fue el año en que se añadió menos capacidad de fuentes. Esto significa que por primera vez en una década la capacidad termoeléctrica no creció. Ello se explica debido a que cada vez es más difícil la construcción de este tipo de plantas de energía.

Por su parte, la energía que se produce en las plantas hidroeléctricas aumentó el año pasado. Esto es producto de una mayor hidrología en 2014 en la zona sur del país, la que vino a aliviar cinco años de sequía en el país.

Si para las termoeléctricas el 2014 fue negativo, para los parques eólicos fue un gran año. No sólo aumentó la generación en base de viento a 120 por ciento, sino que también la potencia instalada de esta fuente.

En términos concretos, entre Taltal y Chiloé hay 1.418 MW provenientes de Energías Renovables No Convencionales (ERNC), y todo señala que esto seguirá aumentando en los próximos años.

Eso sí, este año las plantas solares serán el ícono de las ERNC. En 2014 se inauguraron cerca de 360 MW en capacidad instalada con este tipo de tecnología, mientras que actualmente hay en construcción unos 873 MW. De este modo, la tecnología fotovoltaica será la que tendrá mayor expansión este año.