De acuerdo al último informe de la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (CAMMESA), durante este 2020 deberían empezar a operar 17 emprendimientos de bioenergías adjudicados durante el Programa RenovAr.

DESCARGAR EXCEL

Por un lado, el cronograma destaca que doce proyectos de biogás estarían operativos hasta antes del 15 de diciembre de este año, los cuales totalizan 19,8 MW.

El precio promedio de los contratos celebrados entre el Gobierno nacional y las empresas adjudicatarias es de 161,24 dólares por MWh.

Todos los proyectos fueron adjudicados durante la Ronda 2 del Programa RenovAr, en las fases 1 y 2. Las centrales se ubicarán principalmente en las Provincias de Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe.

Fuente: CAMMESA

Por otra parte, el informe destaca que otros cinco proyectos de biomasa entrarían en operación comercial durante este 2020.

Estas centrales totalizan una capacidad de 37,1 MW. El precio promedio que el Estado argentino pagará a las empresas por MWh que entreguen a la red eléctrica será de 123,75 dólares.

Fuente: CAMMESA

Debido a la cuarentena obligatoria que se fijó a partir del 20 de marzo pasado, se espera que los plazos previstos de obra se posterguen.

Cabe señalar que para que los proyectos de energías renovables continúen sus compromisos, la semana pasada el Gobierno nacional exceptuó de la cuarentena a esta actividad.

Sin embargos existen algunas cuestiones de compleja resolución por el avance del COVID-19, que limita los pasos fronterizos de provincia a provincia. Un caso particular es el de Chaco, uno de los blancos del virus en Argentina. Allí hay dos proyectos que estaban listos para funcionar este mes pero desde marzo que están totalmente parados.

De hecho, una fuente vinculada a uno de los emprendimientos confesó a Energía Estratégica que una de las primeras personas que se detectó en Argentina con el virus fue un técnico italiano que viajó a Chaco para realizar supervisiones en la central de biomasa y tuvo que quedar aislado, al igual que el resto de los trabajadores que lo rodearon en sus tareas. Lo que indefectiblemente paralizó toda la obra.