La licitación por 1.000 MW que lanzó el Ministerio de Energía y Minería que dirige Juan José Aranguren va por buen camino. Es que por los proyectos que se sabe que jugarán la compulsa hasta el momento suman como mínimo el doble de la potencia a adjudicar.

En Solar, por ejemplo, empresarios calculan más de 1.000 MW contra 300 que puso en oferta el Gobierno, por las iniciativas previstas en San Juan, San Luis, Salta, Jujuy, Mendoza, Catamarca, La Rioja y Córdoba.

También hay carpetas que permanecen en estudio por parte de inversores de la Provincia de Buenos Aires, Santa Cruz y hasta la región Noreste, pese a que presentan menor factor de capacidad que en Cuyo y NOA.

Lo mismo se repite en energía eólica como consecuencia de las propuestas que licitarán en Chubut, Neuquén, La Rioja, Mendoza, Bahía Blanca y Necochea de la Provincia de Buenos Aires, Córdoba, entre otras provincias del interior del país. “Los 600 MW que están en juego se completan seguro”, descartan fuentes consultadas. Igual es la expectativa en biogás, mini-hidroeléctrica y biomasa.

En este escenario, desde el Ministerio de Energía y Minería confirman a energiaestratégica.com que la fecha de presentación de ofertas prevista para el 5 de septiembre se mantiene en firme, a pesar de los reclamos que hicieron algunos desarrolladores para extender la fecha.

El viernes 2 de septiembre vence el plazo para comprar los pliegos y hasta ahora se contabilizaron más de 50 inversores. Estos realizaron 940 consultas, lo que arroja un promedio de 20 por interesado.

De acuerdo a una fuente oficial “hasta ayer se habían vendido 62 pliegos”, cada uno por un total de 200.000 pesos, lo que permite pensar que el Gobierno sostendrá el cronograma previsto. “Significa que va a ser un éxito”, analizan en el sector. El número de interesados irá en aumento en los próximos días.

Esta información coincide con el comentario que Juan José Aranguren hizo a Diputados que presentaron proyectos de ley para impulsar las energías renovables en una reunión desarrollada días atrás.

Ante esta expectativa, cobra cada vez más fuerza la idea que la Subsecretaría de Renovables que conduce Sebastián Kind haga una invitación a las empresas que pierdan la licitación a igualar los mejores precios conseguidos en esta primera ronda.

La idea se sostiene por varios motivos: está previsto en la normativa, es urgente la necesidad de sumar potencia, y así operó el Ministerio de Energía en la licitación térmica de generación distribuida: empezó con 1.000 MW y terminó adjudicando 1.960.

Sobre este punto, explican expertos en la materia, en lo que respecta a energías renovables el tema a considerar es el acceso de conexión a las redes eléctricas en los diferentes nodos.CAMMESA presentó un informe sobre el tema.

En cuanto al valor del MWh que resulte de esta primera ronda, Sebastián Kind insiste que están dadas las condiciones para cosechar niveles similares a los que alcanzaron en la región, por las facilidades impositivas y el ingreso de Argentina al mercado de capitales: “Entre 40 y 80 dólares”, marcó el camino en reiteradas oportunidades.