«Es muy cool hablar de las energías alternativas renovables. Todos estamos con ellas. Estamos haciendo inversiones en un parque eólico, pero también como empresarios y dirigentes del estado sabemos que la energía fósil va a ser durante los próximos 30, 40 o 50 años el gran motor que alimente la industria y los automóviles”, señaló Cristina Fernández de Kirchner.

Se manifestó sobre el futuro energético en una visita por Pekín con representantes de las 40 empresas chinas más importantes, a quienes presentó posibles proyectos de inversión en la Argentina por unos 19.000 millones de dólares. Fue en la búsqueda de capitales frescos para distintos sectores: hidrocarburos, transporte, infraestrucutura, energía, entre otros. (descargar discurso completo)

Mientras tanto tenemos que tomar las decisiones estratégicas para tener las energías que vayan sustituyendo esa energía fósil«, se comprometió.

De todas maneras, Cristina puso el eje de la matriz energética para las próximas décadas en el crudo y gas que se extraen con métodos no convencionales en los yacimientos de la Patagonia: “Con Vaca Muerta, Argentina va a poder autoabastecerse a mediano plazo”.

Y agregó: “no somos tan ingenuos para creer que las energías fósiles van a desaparecer como por arte de magia”.

Según se desprende en su discurso, la actual gestión de Gobierno priorizará tres tipos de fuentes de generación de energía eléctrica: “Junto con la hidroeléctrica y la eólica, la energía nuclear para nosotros también es uno de los puntales en la sustitución de esa energía contaminante”.

Cristina también se posicionó frente a los cuestionamientos existentes en el mundo contra la energía nuclear: “estamos comprometidos con la energía nuclear porque es limpia y mucho más barata que la energía fósil”.

Hace poco hemos terminado la tercera central nuclear, Atucha II Presidente Kirchner, que ya está integrada al sistema energético nacional casi en un 90 por ciento. Acá me informa el ministro de Planificación que hoy llegó al 95% de su capacidad. Esta es una obra que estaba paralizada y abandonada desde el año 1994, plena década de los 90, y fue una decisión estratégica del presidente Kirchner volver a poner sobre la mesa un plan nuclear argentino. Nosotros tenemos lugares de excelencia como el Instituto Balseiro, la Comisión Nacional de Energía Atómica, en fin, una expertis en materia nuclear muy importante que nos ha permitido también ser exportadores de reactores nucleares”, destacó.

Siguiendo la idea, Cristina comparó: “De hecho, si uno compara los costos de la generación eléctrica en Francia,  con la generación energética en Italia, tenemos que Francia  tiene un 40 ó un 50 por ciento de costo energético menor que su vecino de Italia, y eso es en virtud del gran de desarrollo nuclear que han alcanzado”.

“Estamos haciendo inversiones en un parque eólico en Chubut”, mencionó la Presidenta, en referencia a la Central Eólica Gastre, que prevé la generación de 1.350 MW de electricidad en esa localidad patagónica y que cuenta con financiamiento chino.

Ustedes saben que nuestra matriz energética en gran medida siempre estuvo vinculada o atada al gas, y si bien no éramos un país gasífero, como lo es Rusia por ejemplo, éramos un país con gas. Pero es muy malo atarse a una matriz energética que tenga una sola fuente, hoy todo aconseja que esté lo más diversificada posible esa matriz energética, de manera tal de no estar sujeta a las contingencias climáticas ni tampoco a las contingencias geopolíticas que por allí determinan la caída, por ejemplo como está sucediendo actualmente del barril de petróleo”, apuntó Cristina.