La presidenta Cristina Kirchner intentará el viernes llegar a un punto de consenso con los gobernadores de las provincias petroleras para cerrar un proyecto común de nueva Ley de Hidrocarburos, enviarlo al Congreso y que se apruebe antes de fin de año, por lo que cederá a cambios en el anteproyecto inicial.

El consenso consistiría en permitir que las empresas provinciales de energía sigan con el sistema de carry (acarreo), con el que generan ingresos extra, y a cambio imponer en todo el país un techo del 12 por ciento para las regalías y del 3 por ciento para los ingresos brutos.

No obstante, la discusión será extensa y áspera debido a que, según dijo el gobernador de Neuquén, Jorge Sapag, de los 40 artículos que contiene el proyecto de ley, 20 no merecen observaciones, diez tienen algunas menores y diez hay que discutirlos para no rozar la Ley Corta, sancionada en 2006.

Esa Ley Corta transfirió a las provincias petroleras los permisos y las concesiones de explotación de hidrocarburos otorgados en cada distrito, y es ese logro el que no quieren perder los jefes provinciales.

La jefa de Estado será clara: el país necesita dólares y una de las formas más concretas y rápidas para conseguirlos es la licitación de nuevas áreas de exploración y explotación petrolera, en Vaca Muerta o en cualquier otro rincón, con un marco jurídico claro y equivalente en todo el país.

El precio de la soja está en el escalón más bajo en cuatro años (380 dólares) y sigue bajando, por lo que arrastra las proyecciones sobre el ingreso de dólares para 2015, justo en momentos de fuerte necesidad de divisas por la volatilidad y especulación en un sector financiero trastornado por el conflicto de la deuda externa con los fondos buitre.

El paso previo a ese encuentro será una reunión que mantendrán este miércoles el ministro de Planificación, Julio De Vido, y el gobernador de Chubut y presidente de la Organización Federal de Estados Productores de Hidrocarburos (Ofephi), Martín Buzzi, en esta Capital.

El ministro de Hidrocarburos de Chubut, Ezequiel Cufré, confirmó ese encuentro para discutir sobre la nueva Ley de Hidrocarburos, y destacó las correcciones que los integrantes de la Ofephi hicieron a la iniciativa inicial entregada por la Presidenta a los jefes provinciales a inicios de junio.

«Siempre vamos a llevar las búsquedas de consenso a satisfacer las diez provincias. Las dos propuestas anteriores que se presentaron fueron en consenso y pretendemos que el acuerdo final llegué de ese modo«, dijo el funcionario provincial tras reunirse con concejales de Comodoro Rivadavia para seguir discutiendo y explicando la iniciativa de Nación.

De Vido recibiría también durante el jueves y la mañana del viernes a Sapag y al gobernador de Mendoza, Francisco «Paco» Pérez para escuchar sus opiniones antes de la reunión con la presidenta en la Quinta de Olivos.

Cambios profundos a la legislación actual impactaría de lleno contra las finanzas de Chubut, Neuquén, Mendoza y Río Negro, que tienen el 75 por ciento de la producción del país, mientras que las restantes les modificaría el presupuesto sólo en una decena de millones de dólares.