Tal vez este año ya vamos a empezar a exportar los 100 o 200 megavatios que Argentina está pidiendo”, manifestó ayer Morales. El país atraviesa un déficit energético y encima enfrenta problemas de generación. Ayer se conoció que las turbinas de Yacyretá fueron sometidas a un desgaste mayor al planificado y que Atucha deberá realizar una parada técnica.

«Brasil también quiere miles de megavatios”, señaló Morales en un discurso junto a candidatos de su partido a elecciones locales.

El mandatario recordó que “hace dos o tres años, un experto internacional en temas energéticos le dijo que con la generación de electricidad, Bolivia puede ganar más dinero”. “Debatimos con nuestros técnicos y expertos, y exportando energía podemos ganar más plata”, aseguró Morales.

El año pasado, el entonces ministro de Hidrocarburos y Energía, Juan José Sosa Soruco, afirmó que Bolivia estaba en condiciones de venderle electricidad a la Argentina. “En este momento, para no poner en riesgo el sistema de generación que tenemos, podemos hablar de 100 megavatios que tenemos hasta fin de año y que podemos darles”, explicó Sosa, quien anticipó que hasta 2020 se prevé exportar unos 1.000 megawats.

El Gobierno de Bolivia trabaja en un proyecto de ley para la exportación de electricidad. Según técnicos de ese país, el mercado argentino es 21 veces más grande que el boliviano

En noviembre, cuando se supo de las intenciones bolivianas de venderle a la Argentina, se creyó que el Gobierno avanzaba en una línea de transmisión para ese fin. “Esa línea no es ni para que Bolivia compre energía en Argentina, ni para que Argentina compre en Bolivia, sino para que los dos sistemas queden perfectamente integrados”, se defendió el ministro de Planificación Julio De Vido.

Fuente: Clarín