El 10 de octubre del 2019, el Ministerio de Energía ingresó a Contraloría General de la República el Decreto Supremo 88 (DS88), dictado con fecha 17 de septiembre de este año. Se trata de un reglamento que reemplazará al actual Decreto Supremo 244, marco legal para los proyectos Pequeños Medios de Generación (PMG) y Pequeños Medios de Generación Distribuida (PMGD, de hasta 9 MW).

Este nuevo reglamento, hasta el momento, no fue aplicado. Propone mejoras en los aspectos técnicos, superando deficiencias del Decreto Supremo 244. Pero la modificación más relevante, que despertó preocupaciones en la industria de las renovables, es el reemplazo del precio estabilizado único (que rige hasta el momento), por otro de bandas horarias constituido en seis bloques horarios de cuatro horas cada uno.

Fluctuaciones de cada tecnología frente al precio estabilizado único. Fuente: Antuko

El nuevo sistema propone una baja en el precio (que actualmente ronda los 60 dólares por MWh) principalmente durante las horas del día. Según la industria, este cambio hará menos atractiva las inversiones en PMGD, sobre todo para proyectos solares fotovoltaicos.

Presentación del Ministerio de Energía sobre los cambios en el precio estabilizado, por otro de bloques horarios

No obstante, el DS88 contempla un régimen transitorio que permite a una camada de proyectos gozar de los beneficios del precio estabilizado durante los próximos 14 años.

¿De qué se trata? La primera versión del DS88 permitía a los emprendimientos declarados en construcción acogerse al precio estabilizado desde 18 meses corridos a partir de septiembre del 2019. Pero el Gobierno hizo esta propuesta pensando que el nuevo decreto se publicaría en octubre de ese año.

Como los plazos se dilataron, al punto de que a la fecha sigue sin reglamentarse, en el mes de junio de este año el nuevo reglamento reingresó a Contraloría con cambios más contemplativos con la industria. Entre ellos, una extensión del régimen transitorio.

De acuerdo a la última versión ingresada a fines de julio del 2020 (descargar), los proyectos que están en operación o en construcción gozarán del precio estabilizado único durante 165 meses (alrededor de 14 años) desde la publicación del DS88. Lo mismo ocurrirá con los proyectos que inicien construcción hasta 18 meses después de publicado el nuevo decreto.

Según fuentes del sector privado, es probable que el Decreto Supremo 88 (DS88) sea aprobado por Contraloría durante el mes de agosto. De ser así, el Gobierno de Chile deberá publicarlo en Diario Oficial a más tardar septiembre (30 días luego de su aprobación). Por ende, el beneficio de obtener contratos a un precio estabilizado único duraría hasta principios del 2022 siempre y cuando el proyecto esté en etapa de construcción.

En una entrevista, con el experto Carlos Cabrera, uno de los referentes del mercado chileno, destacó que esta situación probablemente genere que un aluvión de proyectos PMGD se presenten e intenten iniciar construcción dentro del plazo previsto para acogerse al régimen transitorio y, así, obtener mejores precios.

Pero luego de ese período, es previsible un amesetamiento del mercado PMGD dado el nuevo sistema de bandas horarias. Restará ver si el desarrollo continuo de la eficiencia tecnológica de los sistemas solares fotovoltaicos generará nuevas inversiones a pesar del cambio de precios.

PMGD, mercado pujante

Durante los últimos tres años, Chile ha demostrado un crecimiento vertiginoso en el desarrollo de Pequeños Medios de Generación Distribuida (PMGD), es decir, proyectos de energía de hasta 9 MW. Sobre todo los correspondientes a la tecnología solar fotovoltaica.

Según datos proporcionados por la empresa Sphera Energy, hasta el mes de mayo estaban en funcionamiento (y pronto a operar) 1.275 MW de potencia instalada PMGD.

Se trata de 718 MW solares fotovoltaicos; 249 MW hidráulicos; 53 MW eólicos, 28 MW de biogás; 16 MW de biomasa; 188 MW a combustible diésel; y 24 MW a gas natural.

Fuente: Sphera Energy

Cabe destacar que, descontando los 212 MW de capacidad fósil instalda (diésel y gas natural), los 1.063 MW renovables restantes representan el 18,73% de toda la potencia limpia del sistema chileno.

De acuerdo al último Reporte Mensual de Energías Renovables No Convencionales (ERNC) de junio de la Comisión Nacional de Energía (CNE), que refleja datos de mayo del 2020, la potencia instalada renovable en el país llega a 5.675 MW.

Fuente: CNE

Según relevó Sphera Energy, más de 2.000 MW PMGD están en vía de desarrollo. La empresa especializada indica que existen cerca de 200 MW más en construcción, unos 900 MW con el permiso de Resolución de Calificación Ambiental (RCA) y otros 1.000 MW en evaluación de permisos. En todos los casos predominan los proyectos solares fotovoltaicos.

Fuente: Sphera Energy

Ventajas de los PMGD

Especialistas destacan una serie de virtudes de estos proyectos distribuidos, de hasta 9 MW. Éstas son:

(i) Desplazamiento de inversiones en transmisión y distribución,

(ii) Disminución de pérdidas eléctricas,

(iii) Inversión en reforzamiento de redes de distribución,

(iv) Mejora en la calidad de servicio de las distribuidoras,

(v) reducción de costos marginales y

(vi) reducción de emisiones de CO2, entre otros. El efecto conjunto de todos estos beneficios es largamente superior al costo para el sistema de los proyectos PMGD.