A partir de informes realizados por la Agencia Internacional de Energías Renovables (IRENA), la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y la Subsecretaría de Energías Renovables de la República Argentina, se puede concluir que el crecimiento del empleo en el sector renovable en Argentina en estos años se deberá principalmente al empleo generado por proyectos ganadores del programa RenovAr y MATER. 

El incremento se traduce en pasar de 5170 empleos disponibles en 2015 a unos 17446 que deberían concretarse en los próximos años tanto para la construcción como para la operación y mantenimiento de los proyectos renovables que inyectarán energía al Sistema Argentino de Interconexión eléctrica (SADI). Mayores conclusiones pueden extraerse confrontando las cifras disponibles. 

El informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) titulado “Empleo verde en la Argentina”, publicado en junio de 2017 (ver documento), indicó que tres años atrás se registraron al menos 10.000 empleos relacionados a la producción de biocombustibles junto a puestos de trabajo en la producción de energía a partir de fuentes renovables no convencionales (ERNC).

Aquellos representaron el 15% del total de asalariados registrados en el sector de energía, dentro del Sistema Integrado Provisional Argentino (SIPA).

De allí, 5170 empleos fueron los concretados exclusivamente para ERNC. La mayoría fueron trabajos para la generación de energía a partir de Biomasa, alcanzando los 2640 puestos de trabajo; luego, 2420 representaron a Pequeños Aprovechamientos Hidroeléctricos (PAH); y, sólo 110 trabajos entre Solar Fotovoltaica y Eólica. 

Enfrentando aquellas cifras con las actuales, el reciente informe “Generación de empleo: energías renovables”, publicado por la Subsecretaría de Energías Renovables este segundo semestre del 2018 (ver documento), marca como principal antecedente para el crecimiento del sector como política de estado a la sanción de la Ley N° 27.191 del Régimen de Fomento Nacional para el Uso de Fuentes Renovables de Energía Destinada a la Producción de Energía Eléctrica. 

La Ley 27.191, que fue sancionada en octubre de 2015, junto a su correspondiente reglamentación en marzo de 2016 conformarían la normativa principal del sector para contribuir al alcance de las metas de diversificación de la matriz establecidas. 

Entre los instrumentos que impulsarían el movimiento del sector se destacan el programa RenovAr (subasta para la contratación a largo plazo de energía eléctrica de fuente renovable) y MATER (que otorga prioridad de despacho a proyectos desarrollados en el mercado a término entre privados).

A partir de estos, el cálculo contempla la generación de 17446 trabajos directos que demandarán los 201 proyectos renovables que surgieron de la Resolución N° 202/16 (10) y de los programas RenovAr (147) y MATER (44).

Lea también «Información oficial: sector de las energías renovables creará más de 17.000 empleos en Argentina»

El informe especifica que se proyectan 15391 empleos para cubrir actividades de la etapa de construcción y 2055 para la etapa de Operación y Mantenimiento de aquellos parques y centrales renovables.

En detalle, se diferencian los proyectos por tecnología de generación renovable empleada y potencia total a instalarse: eólica (3738 MW), solar (1996 MW), bioenergías (281 MW) y pequeños aprovechamientos hidro (32 MW).

Los parques con la tecnología que más potencia instalada tendrá prevén crear un total de 7831 trabajos: 7.086 empleos en la construcción y 745 para la operación y mantenimiento de parques eólicos.

En el caso de solar, serán 5987 empleos: 5556 para la construcción y 431 para operación y mantenimiento. Menos de la mitad de estos puestos, se prevé que serán creados por bioenergías: un total de 3114, divididos en 2316 para la primera etapa y 798 para la segunda etapa. Y finalmente, en menor medida, para pequeños aprovechamientos hidro serán 514 empleos en total, 433 para construcción y 81 cuando el parque ya esté operativo.

Dentro de los informes internacionales que abordan la temática del empleo, se destaca la revisión anual realizada por IRENA, “Renewable Energy and Jobs”, publicado en agosto de este año (ver informe IRENA). 

Del mismo se extrae que durante 2017, se ofrecieron al menos 8,8 millones de empleos en el sector de las ERNC en todo el mundo, marcando un fuerte incremento interanual de 6,3%. 

Si se incluyen a las grandes centrales hidroeléctricas, las renovables aumentaron su generación de empleo un 5,3% en 2017, para concluir con un total de 10,3 millones de personas empleadas en todo el mundo.

La tecnología solar fotovoltaica lideró la generación de puestos de trabajo (3,4 millones) principalmente en China, Brasil, Estados Unidos, India, Alemania y Japón. En tanto, los empleos en la industria de la energía eólica mundial se habrían contraído, ofreciendo una cantidad de empleo tres veces menor que en fotovoltaica, 1.15 millones. Sin embargo, en Argentina las cifras se inclinarían hacia otras tecnologías.

Para evaluar la intensidad del empleo en el país en función de la potencia comprometida para cada una de las tecnologías, la Subsecretaría de Energías Renovables presentó el indicador de empleo directo para energías renovables en la Argentina por MW (IEDER). 

De allí se aclara que la baja intensidad de los indicadores en eólica y solar obedecería a condiciones precisas: 

“En ambos casos, el factor de escala es considerable e influye fuertemente en el IEDER; en promedio para las ofertas del programa RenovAr, estas plantas son cinco veces más grandes que los proyectos de biomasa y hasta veinte veces más que los pequeños aprovechamientos hidroeléctricos (PAH) y las plantas de biogás”, concluye el informe.

En el caso de solar la cifra inferior respecto a otras tecnologías además se debería a una construcción de parques que demandan menor complejidad, mientras que en el caso de los parques eólicos, respondería al gran tamaño mencionado con anterioridad y a la experiencia adquirida por los desarrolladores.

Gabriela Rijter, Coordinadora Área Cooperación Internacional de la Subsecretaría de Energías Renovables. Autora del Informe “Generación de empleo: Energías Renovables”.