“Incorporar nueva generación no se ve como una necesidad en Costa Rica”, explica Randall Zúñiga, Director de Energía del Ministerio de Ambiente y Energía de Costa Rica en una entrevista para Energía Estratégica.

El funcionario precisa que según las estimaciones con las que cuenta el grupo de planificación energética del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) recién hacia 2026 será necesario sumar generación eléctrica.

“Luego de 2026 se tienen estipulados grandes proyectos solares y alrededor de 50 MW de proyectos geotérmicos, prescindiendo así de nuevos proyectos hidroeléctricos”, confió en la entrevista.

Y agregó que “inclusive muchos proyectos hidroeléctricos y eólicos que hayan cumplido su vida útil se van a sacar de funcionamiento”.

La apuesta del Gobierno está enfocada en solucionar las intermitencias que presentan la eólica y solar con storage.

Para esa fecha, aprovechando la aparición a bajo costo de las baterías de gran escala, Zuñiga sostiene que «la expectativa es dejar de invertir en mantenimiento de plantas hidroeléctricas que tecnológicamente ya han alcanzado su tope por tecnología menos invasivas con el medio ambiente y más rentables”.

Y anuncia que “lo que estamos propiciando en este momento es que los nuevos proyectos que se desarrollen estén enfocados a temas de almacenamiento”. Así irá acompañando el marco regulatorio en Costa Rica.

Siguiendo la idea, el funcionario reconoció que “si bien como país seguimos siendo altamente dependientes de la energía hidroeléctrica, el compromiso está en la diversificación eléctrica”.

“Creemos que con la aparición de la generación distribuida y otras tecnologías renovables no convencionales podemos llegar a tener un cambio muy importante que nos haga tener una menor preocupación por los efectos de cambio climático”, confió Zuñiga.

El ICE en el centro de la escena

En Costa Rica no es posible que un generador privado comercialice energía renovable a un usuario comercial o industrial, por caso, lo que impide el desarrollo de contratos PPA.

“La idea principal de Costa Rica es ubicar sistemas de generación renovables en zonas del país donde tengamos fuente de energía. Entonces, en Guanacaste tenemos varios sistemas eólicos y solares, mientras que en la zona de San Carlos contamos con varias hidroeléctrica. Siempre se busca que se sea el ICE quién explota las fuentes de generación energética”, fundamentó Zuñiga.

Respecto a la habilitación de contratos PPA entre privados, el Director de Energía del Ministerio de Ambiente y Energía aclaró que “no está en vista de habilitarse debido a un tema legal”.

“En este momento nuestras leyes definen un comprador único del estado que es el grupo ICE”, afirmó. Pero aclaró que «lo que puede hacer un privado es asociarse con una cooperativa para un proyecto de generación».