Desde el 27 de septiembre de 2019, momento en el que la Secretaría de Energía de Corrientes convocó a su primer Taller interinstitucional sobre generación distribuida, se empezó a impulsar en la provincia el tratamiento de la reglamentación de la Ley 6428 “Régimen de Fomento a la Generación Distribuida de Energía Renovable Integrada a la Red Eléctrica Pública”.

Bases firmes forjadas junto a actores claves. Ese fue el disparador que motivó a la participación de la academia, representantes de profesionales del sector privado y tanto gobierno nacional como provincial. 

No obstante, el equipo de trabajo para definir los detalles de la reglamentación, que se creó durante aquella primera jornada, fue más acotado. Y, a seis meses del inicio de las conversaciones, estarían retomando las reuniones para dar a conocer pronto un borrador. 

Según comunicó a este medio el doctor Luis Vera, director de Desarrollo de Energías Renovables de la Secretaría de Energía de Corrientes, la etapa clave para terminar de reglamentar la Ley había sido prevista para marzo, pero el golpe de la emergencia sanitaria y la crisis económica llevaron a posponerla para los últimos días de abril y continuarla en mayo.  

Se aspira a concluir con un trabajo que incluya aportes de la Municipalidad de Corrientes; el Consejo de profesional de la Ingeniería, Arquitectura y la Agrimensura (CPIAyA); la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales y Agrimensura; la Secretaría de Energía y la DPEC -Dirección Provincial de Energía de Corrientes.

“No será diferente a lo que pide Nación, sólo iríamos a agregarle algunos detalles para sostener este régimen de fomento a nivel provincial”, aseguró el funcionario de gobierno consultado. 

La expectativa ahora es finalizar el documento a más tardar en junio.  No obstante, el contraste de opiniones continuaría y por eso urgiría una pronta reunión.

Si bien ya se habían tomado con conformidad comentarios emitidos por universidades y consejos profesionales, aún habrían puntos de debate entre la autoridad de aplicación y la distribuidora. 

Además, se habrían puesto bajo la lupa las experiencias de otras provincias; analizando, fundamentalmente, las alternativas que trabajan para asegurar el financiamiento de nuevas instalaciones, además de sumar el beneficio nacional.  

«Encor», la empresa estatal de Corrientes que se abocará a desarrollar proyectos de energías renovables

Ante la problemática de encontrar financiamiento a tasas y retornos oportunos para estos sistemas, la dirección a cargo del doctor Vera ya baraja alternativas de modelos que faciliten la inversión. 

Siguiendo las reflexiones del director de desarrollo de energías renovables provincial: “esto no va a ser inmediato porque no todos tendrán la posibilidad de iniciar con generación distribuida. Por eso, también prevemos una primera etapa para que la tecnología vaya creciendo y se vayan adaptando el usuario generador, la distribuidora y las autoridades. A partir de ahí, se prevén mejoras continuas”.

Para ello, ya se están creando y aplicando las primeras herramientas para capacitar a cada uno de los actores que estarán involucrados en toda la cadena de valor. 

“No podemos hacer penetrar a la tecnología en la comunidad, sin tener instaladores confiables para que realicen trabajos de calidad”, valoró el doctor Vera.  

Entre las medidas que ya se impulsaron, están instalados en la provincia cinco pilotos de sistemas de generación distribuida a partir de tecnología solar fotovoltaica en casas construidas por el Instituto de Vivienda de Corrientes (InViCo) y otorgadas por el Estado.

Tres de esos continúan operativos y conectados a red. Y a partir de esas experiencia, desde la Dirección de Desarrollo de Energías Renovables evalúan un Plan de Transferencia de Equipos con monitoreo y seguimiento de los casos pero también que incluya capacitaciones previas a los nuevos usuarios generadores.

Expansión en medio de la cuarentena: Argentina llega a 1,5 MW de autogeneración a partir de fuentes de energías renovables