Córdoba sigue fomentando a la generación distribuida y en esta oportunidad lanzó su programa de generación distribuida comunitaria (GDC), la cual permitirá que varios usuarios, ya sean comerciales, industriales, públicos, organizaciones no gubernamentales y/o residenciales, sean dueños de una o varias fuentes de generación de energía renovable. 

La energía producida se inyectará a la red de se transportará mediante hasta aquel sitio donde la consuman los copropietarios de la fuente de generación. A su vez los usuarios-generadores copropietarios recibirán créditos en pesos, de manera proporcional, por la energía inyectada. Y esto se debitará en la factura que entrega la distribuidora. 

“El gran desafío es plantear a esta generación como una alternativa más para el autoconsumo, ampliando las oportunidades de acceso y propiciando un sistema de distribución cada vez más eficiente”, señaló Sergio Mansur, secretario de Biocombustibles y Energías Renovables del Ministerio de Servicios Públicos de Córdoba, durante la presentación del programa. 

“La generación distribuida comunitaria pretende hacer viables a aquellas tecnologías que hasta ahora no podían serlo, fundamentalmente porque su escala o costos asociados a la inversión lo hacían prácticamente imposible de llevar a la práctica”. 

“Estamos muy entusiasmados de que el biogás sea uno de los grandes vectores, junto a los más de 200 puntos de explotación que tenemos para la microhidráulica, y obviamente el potencial respecto a la energía eólica”, agregó. 

De esta manera la provincia buscará aumentar el número de usuarios-generadores y la potencia instalada de esta alternativa energética, donde al lunes 19 de junio suma 290 instalaciones con una capacidad de 3.258,22 kW, en tanto existen otros 2220,35 kW reservados. 

Y de dicha potencia instalada a nivel provincial, 2470,3 kW corresponden al sector comercial – industrial (106 U/G), otros 590,52 kW al sector residencial (173 U/G), 75 kW en área pública con cinco instalaciones, y los restantes 122,4 kW refieren a otras seis instalaciones. 

Esto significa que durante el tiempo transcurrido del año, creció más del doble de la potencia distribuida a diciembre del 2020, donde a aquel mes acumulaba 1583,3 kW instalados en 184 instalaciones realizadas, 

Por otra parte, una de las particularidades que destacaron durante la presentación es que bajo este esquema la distribuidora bonificará los cargos de potencia en el suministro del generador comunitario. 

Además, la potencia del sistema bajo GDC tendrá un límite, ya que se contempla un máximo hasta 20% superior a la suma de potencias de cada uno de los copropietarios, con un tope de dos megavatios. 

Por último, Sergio Mansur se refirió a posibles beneficios provinciales y afirmó que se encuentran analizando bonificaciones, vinculados a las distintas tecnologías que desean que se promuevan y desarrollen. 

“Imaginamos alguna posibilidad de remunerar los megavatios de energía inyectada también con algún Feed-In Tariff, aumentar o extender los beneficios promocionales de las tasas del Banco de Córdoba (Bancor) y también estamos analizando beneficios fiscales para estos usuarios-copropietarios”.