Córdoba entregó certificados de carbono desplazado de la subasta en la que participaron generadores renovables

Sesenta empresas contratistas compensaron su huella y se espera que el modelo piloto se pueda replicar en más sectores y así potenciar la instalación de paneles solares y biodigestores.

La provincia de Córdoba entregó los certificados de carbono desplazado a las sesenta empresas que participaron de la primera subasta de carbono, en la que se licitaron créditos por 8400 toneladas de CO2 a un precio medio de $549 por tonelada. 

Dicha experiencia piloto fue monetizar la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero y, allí, generadores renovables y biodigestores (entre otros actores)  tomaron parte como oferentes y la demanda llegó por el lado de constructoras y contratistas, que quisieron compensar las obras ejecutadas en el 2021 y 2022, y que tendrán un beneficio de cara a futuras licitaciones 

Pero la idea no es sólo mantenerse en ese proyecto piloto, sino que desde el Ministerio de Servicios Públicos de Córdoba prevén continuar el proceso. Hecho que abriría la puerta aún más a proyectos de energías limpias y renovables. 

“Queríamos sacar conclusiones luego de la subasta para apuntar a un mercado de carbono”, sostuvo Bartolomé Heredia, secretario de Desarrollo Energético del Ministerio de Servicios Públicos de Córdoba, en conversación con Energía Estratégica. 

“Y de ese modo, que las empresas que redujeron su huella al máximo con renovables o biocombustibles, accedan a este mercado de compensación y fomenten distintos proyectos que internalicen estos beneficios económicos, que la ecuación sea más rentable y así sentirse motivados a realizar inversiones en paneles solares o biodigestores”, agregó. 

Es decir que, dentro de la política de fomento a las renovables se prevé brindar una herramienta complementaria para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, por lo que se analiza cómo fortalecer este esquema y la plataforma utilizada, con tal de soportar la participación de más sectores al mismo tiempo. 

“Nuestra idea es expandirla al resto de ministerios que hacen obras, a municipios y el área de la agricultura, otros grandes sectores que aún no participaron. La expectativa es máxima. Tuvimos muchísimas consultas del lado de la oferta y la expectativa es salir de la experiencia piloto y apuntar a, poco a poco, lograr un mercado de carbono en Córdoba”, manifestó Heredia. 

Cabe recordar que la subasta llevada a cabo en noviembre del 2022 contó con más demanda que oferta, ya que reclutó a 63 protagonistas que aportaron 26958 toneladas de CO2 evitado; mientras que por el lado de la demanda, acudieron un total de 128 actores dispuestos a comprar estos créditos de carbono para compensar su huella, por un total de 36493 toneladas de CO2 equivalentes. 

Pero como se debió poner un límite para realizarla, se esperaba que éste sea el primer paso y el modelo de la convocatoria se pueda replicar en futuros llamados del mercado de carbono, considerando que el piloto realizado finalizó a un promedio de $549/t, con una máxima oferta de $800/t toneladas de dióxido de carbono. En tanto que el valor más bajo fue el inicial, para un comprador que adquirió 210 toneladas.  

TONELADAS COMPENSADAS POR EMPRESAS CONTRATISTAS

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *