Córdoba analiza la pre-factibilidad de renovables para producir y comercializar hidrógeno verde en su territorio

Desde EPEC destacaron que la provincia podría tener un electrolizador de 100 MW y para eso deberíamos instalar un módulo de potencia eólico de 165 MW, 40 MW fotovoltaicos y un almacenamiento de hidrógeno.

Días atrás, la Secretaría de Energía de la Nación reconoció que el proyecto de ley hidrógeno de bajas emisiones está “técnicamente terminado” y listo para ser enviado a Presidencia y presentar al Congreso. 

Propuesta de régimen de promoción que generó mayor expectativa dentro del sector energético local por la importancia de tener un marco regulatorio que brinde estabilidad a las inversiones previstas en la materia. 

Bajo ese contexto, desde Empresa Provincial de Energía de Córdoba (EPEC) presentaron un reporte preliminar sobre la factibilidad de la generación renovable, la disponibilidad de agua y la demanda de amoníaco, en pos de conocer la factibilidad para producir hidrógeno verde en su territorio. 

“Podríamos tener un electrolizador de 100 MW y para eso deberíamos instalar un módulo de potencia eólico de 165 MW, 40 MW fotovoltaicos y un almacenamiento de hidrógeno de aproximadamente 100 toneladas”, detalló Claudio Puértolas, gerente general de EPEC. 

“Con ello podríamos tener una producción de 61600 toneladas de amoníaco verde y 11165 toneladas de H2V, con una generación de energía de 750000 MWh/año para satisfacer la demanda, tanto como vector energético como materia prima para otros elementos que son importantes para Córdoba”, agregó durante un evento organizado en la sede provincial de la Universidad Técnica Nacional. 

Y cabe recordar que en octubre del año pasado, Investigadores de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) presentaron el primer electrolizador de mediana potencia fabricado íntegramente en el país para producir hidrógeno verde. 

Desarrollo que fue realizado en conjunto por UNC, la Universidad Nacional de Catamarca y el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), con el apoyo del Ministerio de Ciencia y Tecnología de Córdoba, el gobierno nacional y la empresa Fluorita Córdoba.

De todos modos, desde el instituto Fraunhofer-Gesellschaft vaticinaron que el estudio de prefactibilidad estaría completo hacia fines del corriente año y así se puedan identificar las oportunidades y proyectos de demostración, como también los candidatos y nuevos establecimientos vinculados al H2V y sus derivados. 

“Para continuar con ello, hay muchos aspectos que debemos abordar, como por ejemplo las legislaciones y regulaciones, desarrollar planes para desarrollar la infraestructura necesaria, pero principalmente construir las capacidades educativas y de formación de las personas que estarán a cargo de los proyectos”, Jochen Bard, director de División Tecnología de Procesos Energéticos en Fraunhofer IEE. 

“Además estamos colaborando con ENARSA para producir amoníaco verde y establecer una planta en Bahía Blanca, no sólo para consumo doméstico sino también para su exportación hacia Europa, donde ya se han firmado acuerdos”, concluyó. 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *