¿Considera que la medida del CENACE de limitar la generación y el despacho de energías renovables fue adrede?

No creo que haya sido directamente en contra de las energías renovables. Puede entenderse como una maniobra para salvar a Pemex mediante CFE.

Pemex es una empresa que realmente está enferma y me atrevo a decir que está en estado terminal. Lo que se está haciendo ahora es colocar el producto de Pemex –que está en una muy baja demanda a nivel internacional– para CFE Suministro. Eso lleva a que se desplace a las energías renovables.

No obstante, también es cierto que se ha venido manifestando una animadversión a lo privado y contra las tecnologías renovables durante esta gestión, pero creo que esta última medida fue para curar a Pemex. Ahora bien, ¿a qué costo?

¿A quién también repercute esta medida?

Hay un tema ambiental y de salud a considerar y es que esta «solución» para Pemex, usara una materia prima de lo más contaminante que va directamente a nuestros pulmones; justamente cuando estamos atravesando una contingencia sanitaria por un virus que genera complicaciones respiratorias.

Yendo a lo económico, las empresas mexicanas estarán afectadas en su caja porque seguramente le irán a aumentar las tarifas, por los mayores costos de la generadora en sus materias primas para producir la energía.

Preocupa también que a partir de esta medida pueda haber una afectación para la compra la generación limpia distribuida, donde los generadores exentos se verían impactos directamente.

México frena la puesta en marcha de nuevas centrales de energía renovable 

¿Cómo continúan esas inversiones hoy?

Siguen existiendo muchas oportunidades para que las PyMEs tengan ahorros mediante esquemas innovadores que involucren contratos en el MEM y/o la generación propia de energía eléctrica. Así como también realizar inversiones en infraestructura para explorar nuevas opciones de suministro.

¿Han trabajado algunas alternativas de solución junto a gremios del sector renovable?

Estamos en contacto con asociaciones como ASOLMEX (Asociación Mexicana de Energía Solar),  AMDEE (Asociación Mexicana de Energía Eólica), AMSCA (Asociación Mexicana de Suministradores Calificados) y con el Consejo Coordinador Empresarial.

Nos hemos apoyado técnicamente en estas para el entendimiento de la problemática y evaluar posibles soluciones.

Buscamos que pueda darse una libre competencia. Creemos que las inversiones en el sector de la energía provocan desarrollo y crecimiento económico. Por lo que creemos que hay que fortalecerlas y favorecerlas en estos momentos.

¿Se podrán sumar las energías renovables al plan de reapertura de la actividad económica de México?

¿El sector privado está requiriendo un sinceramiento del gobierno federal respecto a su plan de incorporación a las renovables para continuar las inversiones?

Sí. Hay que poner las cartas sobre la mesa. El sector privado requiere claridad y transparencia. Desde COPARMEX estamos para ayudar a dar con la solución que beneficie a la mayoría de mexicanos a la vez de que garantice la libre competencia y el crecimiento económico del país.

No es la primera vez que modificaciones en las reglas del mercado complican a las energías renovables, ¿qué reacción diferenciadora debe tener la iniciativa privada esta vez?

No estábamos enfocándonos en las afectaciones que estaba teniendo el sector. Ahora es momento para mostrar la magnitud de las inversiones que se están deteniendo para que esto pueda llamar la atención y no se vuelva a atentar contra el desarrollo del sector porque son muchos los proyectos y muchas las inversiones que generan beneficios ambientales, sociales y económicos.

Empresarios advierten que las medidas del Cenace afectan inversiones de energías renovables por USD 6,400 millones en México